San Isidro Labrador, en el barrio de Saavedra

San Isidro Labrador,está emplazada al 4600 del bulevar homónimo. Es el barrio de Parque Saavedra. El templo se construyó sobreelevado. También está algunos metros retirada del frente municipal. Es una obra de características particulares. Y, sin duda, la más importante del barrio.

San Isidro Labrador Frontis
Vista del frontis con el pórtico cargado de molduras yornamentos

La parroquia tenía como destino ser construida en el sur de la ciudad. Sin embargo se realizó en Saavedra. Concepción Unzué de Casares fue la bienhechora del templo. La donación la hizo para recordar la memoria de su esposo Carlos. Quien fuera gobernador de Buenos Aires de 1875 a 1878. La bendijo el 14 de mayo de 1932 el Cardenal Santiago Copello. Los planos pertenecen al arquitecto Carlos Massa, autor de más de cuarenta obras de orden religioso en el país.

El boulevard San Isidro Labrador

A la belleza del edificio se agrega un particular trazado de la avenida San Isidro Labrador. Esta tiene como característica el trazado curvo, como si fuera un boomerang. Es, sin duda, una curiosidad lo que la convierte en algo distinto en la Ciudad.

Su diseño es de boulevard ancho. Los canteros centrales presentan importantes plazoletas como la Carlos Malagarriga. Esta avenida formó parte de lo que era el viejo Camino Real a San Isidro. El recorrido está relacionado con el desvío que hacían las carretas en busca del vado que les dejara cruzar el arroyo Medrano, hoy entubado .

Por ordenanza de octubre de 1914 cambió el nombre de Bustos por el actual. San Isidro Labrador comienza en Cabildo, a metros de la calle Paroissien, y termina en la misma avenida. A metros de Vedia.

Su nombre homenajea a San Isidro Labrador, quien vivió entre 1080 y 1130. Nacido en el entonces pequeño pueblo agrícola de Madrid (en ese tiempo se consideraba que la capital del reino español era Toledo), el hombre que luego llegaría a santo tenía ese agregado a su nombre (derivación de Isidoro) por los trabajos que hacía en las tierras de una familia de apellido Vargas. Por su obra y sus milagros, el labrador fue canonizado el 12 de marzo de 1622.

Tu comentario es muy importante para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: