San Francisco de Sales, su oratorio en Almagro

San Francisco de Sales nació en Saboya el 21 de agosto de 1567. Estudió en París y Bolonia. Se ordenó sacerdote en 1593. Lo enviaron a Chablais, una región netamente protestante. Se afirma que gracias a su tesón y fe convirtió al catolicismo a 72.000 «hermanos separados».

San Francisco de Sales
San Francisco de Sales en la Basílica María Auxiliadora

Ya como obispo de Ginebra junto a Santa Juana Francisca de Chantal, fundan la Orden de la Visitación. Su obra literaria cumbre es «Introducción a la vida devota». Una obra en la que se propone hacer amable el deseo de santidad y su arduo camino a todas las gentes. Un tema plenamente actual. Hace Clic aqui para leerlo

Falleció en Lyon el 28 de diciembre de 1622. Es beatificado por Alejandro VII en 1661. Cuatro años después el mismo Papa lo canonizó. Es el patrono de los periodistas y de la prensa católica. 

Salesianos

A fines del siglo XIX los salesianos comenzaban a trabajar en la Ciudad. En 1878 se traslada el colegio Pío IX de Tacuarí y San Juan al barrio de Almagro. Los terrenos que disponían eran más amplios. De esa manera podían concentrar mejor su centro de artes y oficios.

Muy cerca del Pio IX se realizó una precaria construcción. Allí vivían las Hijas de María Auxiliadora en Buenos Aires. En ese lugar se construyó una capilla para las hermanas. El Padre Francisco Bodrato la puso bajo la advocación de San Francisco de Sales.

Mas tarde las hermanas se mudaron al Instituto María Auxiliadora en Yapeyu 132. La capilla, entonces, pasó a ser un oratorio festivo.

En 1881 se nombra a Juan Paseri como vice director del oratorio. Quien utiliza la construcción donde vivían las Hijas de María Auxiliadora como casa de noviciado. Paseri, funda el colegio Santa Catalina en Constitución, allí fallece con sólo veintiséis años.

Oratorio San Francisco de Sales

Oratorio San Francisco de Sales

En 1882 se compró en un remate el primer terreno de San Francisco en Yapeyú e Yrigoyen. Era un lote de 50 por 50 metros. Al poco tiempo se consiguió otro terreno de 10 metros de frente. Tres años después se sumaba el lote de la actual capilla de la calle Belgrano. Originariamente esas parcelas fueron la quinta del Colegio Pío IX. Por ocho años sirvió para dar alimento a los artesanos de la institución.

En 1892 la señora Ramona C. De Candelaria donó a los salesianos un terreno a seis cuadras del Pío IX con la intención de que se levantara en dicho lugar una capilla dedicada a San Antonio de Sales. Fue así como se pensó en trasladar la quinta del colegio a la calle México, y destinar los terrenos de Yapeyú e H. Irigoyen al oratorio festivo y a los alumnos externos del Pío IX.

El 12 de octubre de 1892 se inaugura finalmente el San Francisco de Sales. Al igual que el oratorio de Valdocco en Turín, con 6 salesianos y un novicio. Es bendecido por el Padre José Vespignani quien escribió:

En el día del centenario de Colón, día de la aparición de la Virgen de Zaragoza, mientras tomaba posesión de la presidencia de esta república el Doctor Luis Sáenz Peña (que se creyó efecto de la peregrinación devota a la Virgen de Luján, pues no quedaba ya esperanzas de tener presidente católico), echóse la primera piedra de la nueva capilla de San Francisco de Sales, destinada para el oratorio festivo.

Padre José Vespignani

La tarea evangelizadora que realizó este oratorio fue amplísima. Entre 1893 y 1914 se celebraron en su capilla 8967 primeras comuniones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: