San Pedro de La Boca

La parroquia San Pedro de La Boca es otro bonito templo salesiano de la ciudad. Esta iglesia es poco conocida por quienes viven fuera del barrio. Sin embargo es de una belleza que enamora.

La Academia Nacional de Bellas Artes la tiene incorporada dentro del Patrimonio Artístico Nacional. Además tiene un privilegio que lo muestra orgullosa en su frontis. Una placa de marmol informa que San Pedro de La Boca está agregada a la Basílica Vaticana. Dicho de otro modo posee las indulgencias, privilegios y gracias espirituales que ostenta el mayor templo del catolicismo en el mundo.

San Pedro de la Boca .

El nártex de la parroquia San Pedro de La Boca es pequeño. Un portíco con cuatro puertas, es el acceso al interior de la nave única. Dos de esas averturas son vidriadas en la parte superior. Dentro del templo se ve una bóveda de cañon corrido a nueve metros del piso.

Podemos dividir el recinto siete sectores separados por la misma cantidad de pilastras, estas llegan hasta el techo. Estos tramos poseen ventanas simples de medio punto en su cúpide.

Los vitrales son cinco vitrales sin imágenes religiosos, solo figuras geométricas. Estan ubicados en de cada costado de la nave. Estos se agregaron a la estructura original para sumar luz natural.

El retablo de San Pedro de la Boca

Originalmente el retablo mayor de la parroquia San Pedro de La Boca no tenía las imágenes de la parte superior. Estaba sólo la imagen de San Pedro, y la bóveda del ábside contenía la representación del Espíritu Santo.

Tiempo después se lo llevó a su altura actual. Además se colocó otra imagen del santo patrono, y la izquierda la fundadora de las Hijas de María Auxiliadora, Santa María Mazzarello y, del otro lado a San Francisco de Sales. El ábside posee a sus costados dos altares, el de la izquierda dedicado a María Auxiliadora y el de la derecha al Sagrado Corazón de Jesús.

La parroquia San Pedro de La Boca posee dos altares más, a la izquierda de la única nave está el de Santa Ana con la Virgen Niña, custodiada por San Cosme y San Damián. Una una peana sostiene la imagen de San Roque. El otro altar esta dedicado al fundador de la Orden Salesiana, San Juan Bosco, rodeado por las figuras de San Cayetano y Santo Domingo Savio. También Nuestra Señora de Luján y, San Antonio de Padua.

Una obra de arte

san pedro la boca
El Calvario

Cerca del altar de la madre de María, impresiona por lo realista la Cruz del Calvario. Es una obra realizada por uno de los precursores del arte boquense,  Américo J.B. Bonett, hijo de inmigrantes suizos. El crucifijo posee en sus extremos grandes cantoneras doradas y caladas, piezas que refuerzan el ornamento de la obra. Se hizo en la década de 1910 para la parroquia San Juan Evangelista hasta su traslado San Pedro de la Boca.

Fusilier y su sello en San Pedro de la Boca . 

San Pedro de la Boca .

Augusto Juan Fusilier, perteneciente a la Orden Franciscana Seglar, decoró el techo del templo con tres escenas de la vida de San Pedro. Su rescate de las aguas por Jesús, la recepción de las llaves del Reino y la cura de un paralítico por el apóstol.

Las restantes pinturas son mayoritariamente medallones que representan a los apóstoles y evangelistas, a quienes se agregan en el coro las imágenes de Don Bosco y San Francisco de Sales, tan caras a la devoción de la orden salesiana.

Como tradición oral, recuerdan en la parroquia que el artista trabajaba junto con su hija en la realización de esas obras.

Por su parte, las estaciones del Vía Crucis que lucen distribuidas en el templo son pinturas al óleo sobre tela, cuya factura se estima alrededor de 1915. Sus medidas son: 64 cm. de alto por 51 cm. de ancho.

A %d blogueros les gusta esto: