Nuestra Señora de los Remedios y el Parque Avellaneda

La imagen de Nuestra Señora de los Remedios es la primera que veneraron lo conquistadores españoles. Hernán Cortés la entronizó oficialmente en el principal templo de los aztecas, en 1521.

Señora de los Remedios

La Virgen luce una corona de plata sobre la cabeza inclinada y un ramo de hierbas aromáticas. Posee un manto y vestido blanco y plateado. Desde esa ubicación vio crecer a toda una generación, siendo visitada por feligreses de diversos lugares, quienes eran atraídos por la fama de los milagros.

La hermandad

En Buenos Aires, durante la peste de 1727, se la proclama “Patrona Menor de la Ciudad” para conjurar la fiebre del tifus. A la vista de ese cuadro desolador, el licenciado Juan Alonso González y Aragón, fundó la “Hermandad de la Santa Caridad de Nuestro Señor Jesucristo”, para enterrar a los difuntos. La hermandad estuvo bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios.

Señora de los Remedios
El primer templo

La hermandad poseía una chacra de “1750 varas” conocida como Chacra de las Huérfanas. La misma era usada por las alumnas del colegio de la Hermandad. Según otros autores se la llamaba Chacra de los Remedios. Porque se había levantado en el lugar un pequeño oratorio dedicado a dicha advocación.

Además de servir de albergue estival para las huérfanas (podía alojar hasta 70), las tierras de la Chacra tenían una función básica: sostener al Colegio a través de la producción de frutas, verduras y cereales

La expropiación

En 1822 Bernardino Rivadavia, ministro de Martín Rodriguez expropian los bienes eclesiásticos. Entre ellos la Chacra mencionada. Domingo Olivera estuvo fue, no solo quien remató la quinta sino también quien se la quedó. Aquí también algunos autores dicen que no hubo pago al estado por la compra.

Olivera la transformó en un tambo con 50 vacas. También un molino de trigo con el que proveía harina al partido de Flores. Al llegar al lugar Dolores Piris Olaguer y Feliú de Olivera, sobrina del virrey y esposa de Domingo, halló, entre cosas en desuso, una imagen de la Virgen de los Remedios. La que por tantos años había sido honrada en el oratorio de la antigua estancia. Dolores la reacondicionó y, en el vestibulo de su casa, volvió a implementar el culto entre los pobladores que comenzaron a llamarla Estancia de los Remedios.

Nace el Parque Avellaneda

Señora de los Remedios

En 1912, la familia Olivera (antepasados del dirigente radical Enrique Olivera que fuera jefe de Gobierno porteño de 1999 al 2000) le vendió los terrenos a la entonces Muncipalidad de la Ciudad. El monto:e $ 8.457.000. Además con la condición de que se hiciera un parque. El gobierno porteño lo realizó y le puso por nombre “Parque Domingo Olivera”. Se inauguró el 28 de marzo de 1914. Tres años después se lo denominó “Parque Nicolás Avellaneda”. La Chacra de los Remedios es hoy un Centro de Exposiciones de Arte Contemporáneo

El templo

Sara, hija de los Olivera y depositaria de la imagen, la confió a los Padres salesianos de la Obra de Don Bosco. Estos, en 1924, habían recibido, en donación, una manzana de terreno junto a la antigua estancia.

Señora de los Remedios

Resistiéndose a empezar nuevas obras sin tener como sostenerlas, se formó una comisión de familias bajo la Presidencia Honoraria Mercedes Benguria de Olivera, quien murió antes de terminar la modesta capilla. Mas tarde realizaron un amplio edificio para escuela parroquial en honor de Nuestra Señora.

La construcción actual data de la segunda mitad del siglo pasado. Hoy esa casa salesiana alberga a jóvenes y niños que se acercan y también funciona un centro de día del GCBA, que da alimento a las personas en situación de calle

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: