Los mercedarios y Nuestra Señora de Buenos Aires

Los mercedarios construyeron la basílica de Nuestra Señora de Buenos Aires (Av. Gaona 1730). Ellos hoy en dia están al frente de la respectiva parroquia.
Fueron precisamente dos sacerdotes mercedarios que llegaron con Don Pedro de Mendoza trayendo con ellos una imagen de la Virgen de Buenos Aires del santuario de Bonaria en la isla de Cerdeña, regenteada por los hijos de la Merced.

Su estilo es el neo-gótico o lombardo del norte de Italia. Posee importante rosetón pentagonal sobre la fachada y a ambos lados de ellas. Las bases de las 2 torres campanarios (una de ellas tiene un reloj de 1928) son de planta cuadrangular. Están colocadas diametralmente a los ejes del edificio. Ellas envuelven el majestuoso atrio con 2 puertas centrales. Esas notables torres están espléndidamente decoradas con terrazas de celda campanaria PUERTA BUEN AIRE.pngen forma de templete circular con recortes y calados con catorce estatuas de santos mercedarios. Las once campanas genovesas para los campanarios se colocaron en 1928.

Posee dos macizas puertas de bronce construidas por la firma Piana & Gatuzzo. Allí se rinde homenaje, con sbrerelieve, a Juan Díaz de Solís, Pedro de Mendoza, Cristóbal Colon y Juan de Garay. En su interior, podemos admirar un baldaquino de diecinueve metros de granito rosado alemán. Doce ángeles coronan sus capiteles de bronce. Es obra de Quintino Piana. Fue presentado en 1926 con el Altar Mayor de mármol italiano decorado con mosaicos venecianos. Poniendo de manifiesto la excelencia de la firma Cadenazzi.

En el altar mayor encontramos las imágenes de Nuestra Señora de la Merced y Nuestra Señora de los Buenos Aires. La misma está ubicada sobre una embarcación. Esa imagen la realizó la firma parisina Barelli. La bendijeron el 25 de abril de 1897. Y la colocaron en el Altar el 14 de mayo con la celebración de las fiestas patronales. El templo tiene una longitud de 80 metros de largo y por su estructura tiene una particular luminosidad.baldaquino BUENOS AIRES.png

La pila bautismal la esculpieron conforme el diseño del padre José Márquez, alma mater del emprendimiento. Él imaginó ‘‘un ángel que es todo poesía entre ramos de azucenas y coronas de rosas para el bautisterio, lleva corona de laurel y hay un niño sonriente a sus pies”. La estatua en mármol de Carrara fue llevada a cabo en la forma más que fidedigna. Otro ángel con una paloma a sus pies se yergue sobre una pila de agua bendita. Que está decorada con querubines en el vestíbulo. Juan Crai, escultor argentino, fue uno de los artesanos que trabajó con la dirección de Alejandro Canabó en la maravillosa obra de escultura y revestimientos. Finalmente son encantadoras las estatuas de los acólitos con el hábito mercedario para ofrendas esparcidas por toda la basílica.

Nuestra Señora de Buenos Aires breve historia

En la primera fundación Pedro de Mendoza llamó al sitio Real de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre. Lo hizo para cumplir la promesa que hiciera a la Patrona de los Navegantes. “Buen Ayre” era la castellanización del nombre de la Virgen de Bonaria que se veneraba en el santuario de Cagliari, Cerdeña. La virgen era también patrona de los navegantes de Cádiz, España.

En la segunda fundación, Juan de Garay le da al nuevo asentamiento el nombre de Ciudad de la Trinidad. La razón sería que la festividad más importante cercana a la fecha había sido la de la Trinidad. Según algunos historiadores, porque la nave ancló el día de dicha festividad.

Pero al puerto le dio el nombre de Puerto de Santa María de los Buenos Ayres. Sin embargo los designios de Garay no tuvieron éxito ya que a pesar de que jamás hubo disposición oficial alguna que cambiara su nombre, el uso inapelablemente consagró desde el primer momento el nombre de Buenos Aires para la ciudad. Sin embargo, el nombre asignado por Garay lo conserva el templo mayor porteño, que se llama Catedral de la Santísima Trinidad.

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.