San Ignacio de Loyola, sus retablos (parte II)

San Ignacio de Loyola, sus retablos (parte II)

La parroquia San Ignacio de Loyola es una obra de arte en si misma. Cada uno de sus retablos representan un momento en la historia de la fe cristiana.

Retablo de San José

Parece que pertenece a Juan Antonio Gaspar Hernández es de madera tallada, pintada y dorada. Realizado en Buenos Aires a fines del siglo XVIII. De estilo neoclásico Cuerpo de una sola calle plana ocupada por un importante nicho. A ambos lados, tres columnas de orden corintio. El banco presenta en el centro una hornacina apaisada con la Virgen del Tránsito. En la parte superior encontramos un vitral de Santa Ines. Del mismo modo la imagen del Santo es una escultura de bulto realizada en madera tallada, policromada y estofada. Es contemporánea al su retablo, se desconoce su autor.

Virgen del Tránsito

La que apreciamos en el nicho es una reconstrucción de la antigua imagen. La que se destruyó en el incendio intencional de 1955. Es una imagen de vestir, de madera y de pelo natural. El vestido está bordado a mano con hilos de seda sobre raso. Representa el tránsito de María en su paso de esta tierra al Cielo. Como la Santísima Virgen fue “concebida sin pecado original” –Dogma de la Inmaculada Concepción-, fue llevada al Cielo sin pasar por la muerte.

San Miguel Arcángel

La imagen del arcángel esta en una repisa a la izquierda del retablo. Es de madera tallada, policromada, estofada y dorada. Aparece aplastando a un contorsionado demonio pintado de rojo. Con una mano sostiene la espada y con la otra la balanza. Viste el uniforme de los soldados romanos, todos estofados o combinando los colores con superficies doradas.

San Rafael Arcángel

Además a la izquierda se encuentra San Rafael. También es una talla en madera policromada pero dorada. Esta pertenece al siglo XIX. Fue afectada por el incendio de 1955, restaurada en 2006. Rafael significa “Medicina de Dios”, “el que cura o sana”, es el Arcángel cercano a los hombres para aliviarlos en su dolor y sufrimiento.

Jesús de la Buena Esperanza

Este no es un retablo, es solo una imagen que se encuentra a la izquierda del acceso. Es una replica de una antiquísima y muy milagrosa estatua que está en Quito. Su historia se remonta al año 1652. En la imagen lo vemos vestido, al cuello la soga de la pasión y en la cabeza la corona de espinas. En una mano la balanza de la justicia, que lo representa como Justo Juez, y en la otra la palma de olivo, como Príncipe de Paz.

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: