San Alfonso Maria de Ligorio, el interior de su parroquia

La Parroquia San Alfonso María de Ligorio ocupa el centro de un complejo que comprende además la residencia sacerdotal y la Casa de Retiro Cardenal Copello. Se encuentra en Parque Chass, en Barzana 1515.

Su estructura es neorrománica, es de ladrillo a la vista con una cruz céltica. En la torre campanario se observa el escudo de Copello. Esta estructura no existía en la capilla original, (hacer clic aquí para conocer la historia), se agregó en 1940 nueve años después se compran tres campanas en la casa Bellini de Santa Fe.

El frontis tiene una hornacina con la imagen de Nuestra Señora de Luján, también la cruz que recuerda el quinto centenario de la evangelización de América. Una puerta de hierro, enmarcada en tres arquivoltas, dan acceso al templo.

En el nártex, al elevar la vista, se observa un antecoro con un sobre relieve del Espíritu Santo iluminando el libro de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.  Debajo una ventana arqueada vitrales posee imágenes asociadas al nombre inicial de la capilla: La Purísima y San Ignacio de Loyola.

El interior de la Parroquia San Alfonso Maria de Ligorio

san alfonso maria de ligorio

La planta es de tres naves separadas por cuatro pilares y una pilastra. Las dos pilas de agua bendita son originales de la primitiva capilla. En las paredes de ambas naves laterales están las estaciones del Vía Crucis y vitrales del taller de Antonio Estruch. Estos de lado derecho representan a Santa Margarita de Escocia, Santa Isabel de Hungría, Santa Rosa de Lima y Santa Teresa de Ávila. En la nave opuesta están San Antonio con el Niño y los santos redentoristas: San Gerardo, San Clemente y San Alfonso Maria de Ligorio.

La primera imagen de la nave izquierda es un Cristo sufriente. Frente a él una talla policromada del Sagrado Corazón de Jesús. La imagen cubre una puerta que comunica con la Casa de Retiro.

Por su parte en la nave derecha se visualiza un altar con Nuestra Señora de Fátima. Una inscripción dice: “Tota pulchra es María, et macula originalis non est in te” (Toda hermosa eres María, y la mancha original no está en ti) La hornacina que la contiene está decorada con teselas de cerámica.

Los Altares Laterales de San Alfonso Maria de Ligorio

san alfonso maria de ligorio

Cada nave finaliza con un altar. El de la derecha del presbiterio con la imagen de San José con el Niño. Del otro lado esta el dedicado a San Alfonso Maria de Ligorio. Su imagen es una talla policromada de origen alemán. La trajeron de un convento redentorista en Villa Allende, Córdoba.

En el lado opuesto, un altar contiene el icono de la Virgen del Perpetuo Socorro. La Virgen está rodeada por cuatro ángeles, dos de ellos de rodillas. Esta imagen es objeto de veneración especial por la congregación redentorista, a la cual el Papa Pío IX encomendó la propagación de su devoción. El altar contiene el Sagrario, en cuya puerta destellan el cáliz y la hostia.

El recuerdo al mural del Ábside

La obra se realizó entre 1947 y 1948 y representa la gloria de San Alfonso. En el mural, todos los ángeles que allí figuraban tienen el mismo rostro; es el de la hija del artista, fallecida prematuramente. Por otra parte, los rayos que emanan de la imagen del Sagrado Corazón irradian un color dorado. Inexplicablemente en 1966 el párroco decidió eliminarlo.

El Presbiterio de San Alfonso Maria de Ligorio

Un gran arco da entrada al presbiterio. La imagen de la Cruz en el ábside representa a Jesús crucificado, sosteniendo su mortaja, con una corona con una semblanza no sufriente. Estas representaciones se originaron en el medioevo. La cruz se colocó con las reformas exigidas por el Concilio Vaticano II. Un lucernario en el techo permite la proyección de luz cenital, sobre la mesa del altar mayor, durante las celebraciones.

Las reformas del presbiterio, conforme a las nuevas disposiciones sobre la liturgia, comenzaron el 30 de mayo de 1966 con el desarme del altar mayor, para levantar en su lugar la sede del celebrante. La conformación que ostenta actualmente fue realizada en cemento armado. La pila original del bautismo, de forma octagonal se emplazó sobre el zócalo del presbiterio.

Los vitrales

Los vitrales representan advocaciones marianas y eucarísticas. Los de la izquierda contienen advocaciones de la Virgen: Sede sapientiae, Radix Jesse, Turris Davídica, Regina Pacis y Gratia Plena.

Del otro lado se observa Caro cibus sanguis potus, Ecce Agnus Dei, Pie Pellicane, Ichtus y Haurietis Aquas . Es difícil poder observarlos con facilidad de cerca, ya que las dependencias cerradas de la parroquia contiguas a ese sector dificultan su iluminación.

A %d blogueros les gusta esto: