BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Alfonso María de Ligorio

El Centro San Ignacio de la Iglesia Regina Martirum de los padres jesuitas, solicitó a la curia autorización para levantar una capilla en el Parque Chas.

Fue así que el 31 de julio de 1932, Monseñor Fortunato Devoto colocó la piedra fundamental, y el 11 de diciembre del mismo año se inauguró la capilla bajo el título de La Purísima y de San Ignacio de Loyola, la que dos años mas tarde, el 25 de julio de 1934 es erigida como parroquia, pero sin funcionar como tal.

Durante el transcurso del año 1939, el arzobispo de Buenos Aires Cardenal Santiago Luis Copello, decidió iniciar las obras para la construcción de una Casa de ejercicios espirituales para la Arquidiócesis.

Copello ofreció la Casa a los Padres jesuitas, quienes la rechazan por diferencias en la forma en que se la iba a edificar. Finalmente los Padres Redentoristas fueron quienes ocuparon y se hicieron cargo de la atención de las misas de los domingos y fiestas de guardar ya que a fines del año 1939 los jesuitas se retiran definitivamente de la parroquia.

El 31 de enero de 1940 el Padre Emilio Viscontini es nombrado primer superior, y el 21 de septiembre del mismo año el Cardenal Copello bendijo la Casa de Ejercicios que llevó su nombre y la Parroquia San Alfonso. A pesar de la lluvia, la ceremonia fue presenciada por un gran numero de concurrentes y la Municipalidad adhirió a los festejos, embanderando e iluminando el edificio parroquial y colgando gallardetes por las calles adyacentes a pedido de la comunidad barrial.

El 31 de mayo de 1942, tuvo lugar la fundación de los Círculos Católicos de Obreros denominada “Federico Grotte”. En el año 1944 se llevaron a cabo las obras de ampliación de la Parroquia, las que fueron bendecidas el 11 de junio del mismo año.

En 1947 el señor Cirilo Katkor fue contratado para la decoración del templo y en 1950 Copello bendijo las tres flamantes campanas que suenan en la parroquia San Alfonso.

La dedicada al Sagrado Corazón de Jesús en tono musical LA de 364 kg. de peso; la dedicada a Nuestra Señora del perpetuo Socorro en tono RE bemol de 183 kg. y la tercera dedicada a San Alfonso en tono musical MI de 108 kg.

El Cardenal Luis Santiago Copello fue el fundador de la Parroquia San Alfonso y de la Casa de Ejercicios como obras predilectas suyas. Las declaró en su momento Centro oficial de los Santos Ejercicios para el clero arquidiocesano y donde también concurrieron diversas ramas de la Acción Católica, de los Círculos Católicos Obreros y otras instituciones católicas.

A %d blogueros les gusta esto: