BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Alfonso María de Ligorio

El Centro San Ignacio de la Iglesia Regina Martirum de los padres jesuitas, solicitó a la curia autorización para levantar una capilla en el Parque Chas.

Fue así que el 31 de julio de 1932, Monseñor Fortunato Devoto colocó la piedra fundamental, y el 11 de diciembre del mismo año se inauguró la capilla bajo el título de La Purísima y de San Ignacio de Loyola, y dos años después, el 25 de julio de 1934 se erigió como parroquia, sin tener un edificio adecuado. Durante el transcurso del año 1939, el arzobispo de Buenos Aires Cardenal Santiago Luis Copello, decidió iniciar las obras para la construcción de una Casa de ejercicios espirituales para la Arquidiócesis. El complejo abarca toda una manzana y visto en altura el templo esta en el centro perfecto. A un lado se encuentra las casas de ejercicios y la parroquial.  Una con jardines y la otra solo un amplio patio. El templo es de una sola planta, con una sencilla factura. El altar esta despojado de santos, solo el cristo crucificado pende del ábside. Lo que se es digno de ver es el sobrerelive que se encuentra en el atar del sagrario, una talla realizada en madera realmente muy bella.

Por motivos que no he podido averiguar los jesuitas se retiran en 1939 de la parroquia, entonces Copello se la ofrece a los Padres Redentoristas que aceptaron gustosos. El 31 de enero de 1940 el Padre Emilio Viscontini es nombrado primer superior, y el 21 de septiembre del mismo año el Cardenal Copello bendijo la Casa de Ejercicios a la que le puso su nombre. Según dice la crónica de la época, a pesar de la lluvia, la ceremonia fue presenciada por un gran numero de concurrentes y la Municipalidad de la Ciudad adhirió a los festejos, embanderando e iluminando el edificio parroquial a pedido de la comunidad barrial. El Cardenal tomo a este complejo edilicio como su predilecto declarandolo centro oficial de los Santos Ejercicios para el clero arquidiocesano.

Las campanas datan de 1950, bendecidas por el mismo Copello. La dedicada al Sagrado Corazón de Jesús pesa 364 kilos y esta en tono LA, la de Nuestra Señora del perpetuo Socorro en RE bemol de 183 kilogramos y la tercera dedicada a San Alfonso en MI de 108.

A %d blogueros les gusta esto: