Parroquia y Santuario San Ramón Nonato

El 31 de agosto, es el día de San Ramón Nonato. Es un verdadero fenómeno de fe en los últimos años, ya que a él acuden, a su Santuario, en Cervantes 1150, decenas de mujeres embarazadas y personas que anhelan tener hijos para pedirle salud y fertilidad.

La historia comienza un 15 de agosto de 1930. Desde ese día el Presbitero Emilio Di Pasquo comienza a misionar en los barrios de Villa Luro y Vélez Sarsfield, celebrando Misa en las calles todos los domingos. El 20 de septiembre se celebra la primera Misa en la llamada “Misión de la Carpa” en Cervantes y San Blas.

Al año siguiente se inaugura una Capilla, de madera y chapas de zinc, en el actual predio del Templo, bajo la advocación de María Auxiliadora.

Durante los años siguientes el Arzobispado compra el terreno que ocupan la capilla a la que le hace mejoras edilicias y cambia su advocación por San Jenaro. Mucho falta para que se erija el Santuario San Ramón Nonato, la Casa y el Colegio Parroquial.

En 1936 a solicitud de la Comisión Vecinal la Capilla vuelve a estar bajo la advocación de María Auxiliadora. Di Pasquo, continuaba misionando en el barrio y presidía la Misa dominical en ese templo. Su labor era apoyada por familias de buenos recursos, entre ellas las hermanas Rivero. Ellas ofrecieron donar los fondos necesarios para la construcción de un edificio de material, con la sola condición que el mismo se pusiera bajo la advocación de San Ramón Nonato, como homenaje a su padre Ramón Rivero, recientemente fallecido.

El templo San Ramón Nonato

Imágenes procesionales de San Jenaro y María Auxiliadora en San Ramón Nonato

Finalmente, el 2 de septiembre de 1939, el Cardenal Santiago Luis Copello inauguró el Templo de San Ramón Nonato. Él interior presenta una nave central y dos laterales, destacándose los variados vitrales, el techo tiene forma de bóveda de cañón corrido. A la izquierda del Altar Mayor, se halla la Capilla del Santísimo Sacramento. En su lateral izquierdo el altar del San Ramon Nonato.

El 11 de junio de 1993, el Cardenal Antonio Quarracino, en nombre de la Iglesia, declara oficialmente: “El Templo de San Ramón Nonato es un Santuario, un lugar privilegiado para el encuentro de los hombres con Dios”

El primero de septiembre de 1996, Monseñor José M. Serra consagra el Templo y el Altar Mayor de este Santuario y colocó la reliquia de Santa Victoria y Mártir. Celebrando la Eucaristía y bendiciendo luego la capilla del Santísimo Sacramento.

Ese año, cuando la Parroquia fue elevada a Santuario, se anexaron varios edificios para atender el caudal de gente que visita el mismo, en uno de los patios laterales, se puede visitar La Fuente de la Virgen.

Un relato que emociona

Tomo un relato para compartirles de la página DIVERSA, Red de Estudios de la Diversidad Religiosa en la Argentina. El mismo pertenece a Ana Lucía Olmo Alvarez, investigadora del Conicet. Ella relata que se caso en esta Parroquia y con siete meses de embarazo un 31 de agosto concurrió al santuario. Aqui lo que contó en 2013

Mirá y escucha el relato de la historia de San Ramón Nonato, contado por sus protagonistas

Nos recibió un religioso joven, no debería ser más grande que nosotros que estrenamos la treintena de años. Nos saludó con un beso, preguntó nuestros nombres, el avance del embarazo y ‘cómo venía’: “¿los estudios todos bien?” y el nombre de la pequeña. Mariano le contó que nos habíamos casado en esa parroquia y que él había asistido hasta la primaria a la escuela: “son parte de la familia”.

Primero fue mi turno para recibir la bendición. Pronunció mi nombre y pidió que transitara un buen embarazo y tenga un buen parto. Me hizo la señal de la cruz en la frente y en la panza… momento en el que mi pequeña alien interior, que había estado tranquila e inmóvil, se despertó e hizo algún movimiento. Seguidamente, lo bendijo a Mariano pidiendo que sea paciente.

Claro está que desconozco si el movimiento de la pequeña fue en aprobación o rechazo, pero me emocionó pensar que estaba reaccionando al estímulo. A la salida, nos entregaron los escarpines: “rosas porque es nena” me dijo la chica que los repartía al dármelos.

San Ramón Nonato

San Ramón es el Patrono de las Embarazadas, ya que él nació tras la muerte de su madre. Por eso se lo llama nonato, que es no-nacido en forma natural. Recibió el nombre de Ramón en honor a la persona que abrió el vientre de su madre.

Tuvo una vida de entrega a Dios y, tras ingresar a la Orden de la Merced, se ordenó sacerdote y viajó a África para ofrecerse en rescate de cautivos cristianos. Trabajó hasta el martirio por los oprimidos, defendió la vida de los sometidos y predicó con la palabra y el ejemplo.

El papa Gregorio IX lo creó cardenal de la Iglesia, y cuando viajaba a Roma para recibir el capelo, falleció el 31 de agosto de 1240.

Por ser mensajero de la vida la Iglesia lo proclamó santo y lo convirtió en patrono y defensor de la vida concebida, de las mujeres embarazadas, de los niños y de los que desean ser padres.

Si llegaste hasta aquí…

… quiere decir que te gustó la lectura y te lo agradecemos profundamente. Estamos convencidos que detrás de cada templo hay historias que merecen ser contadas. Te pedimos por favor que nos des una mano para seguir haciéndolo. BA Iglesias es una organización laica que no recibe ninguna financiación, entonces queremos que nos ayudes. Por favor ¿podrías colaborar con el valor de un café para apoyar a BA IGLESIAS?