BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Corpus Domini

El territorio parroquial pertenecía anteriormente a las parroquias del Tránsito de San José y de San Cayetano. Fue su primer párroco el Padre José Dunphy.

Motivado por el desarrollo de la población de la ciudad de Buenos Aires, ante las necesidades espirituales de vastos sectores y para aumentar el número de parroquias, el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Juan María Bottaro, dispuso que se erijan nuevas circunscripciones parroquiales. El proyecto, que se inició en 1927, fue continuado por su sucesor, el cardenal Santiago Luis Copello quien el 25 de julio de 1934 dispuso la erección de la parroquia Corpus Domini en un templo que se estaba terminando de edificar en la calle Albariño 256.

El motivo del nombre de la parroquia es que en octubre de ese año se llevaría a cabo en Buenos Aires el Congreso Eucarístico Internacional entre el 10 y el 12 de octubre. El cardenal Copello bendijo el templo y celebró la primera misa. Fue su madrina Mercedes de Guerrico

Corpus Domini atesora entre sus muros un altar y un retablo (se lo considera anterior al 1770) procedentes de la antigua parroquia de San Nicolás de Bari, ubicada en ese entonces en Corrientes y Carlos Pellegrini, que fue luego demolida para edificar el obelisco y abrir la traza de la avenida 9 de Julio. Se trata de una pieza del arte sagrado de fines del siglo XVIII o comienzos del siglo XIX que ha sobrevivido bastante dignamente a los sucesivos traslados. La importancia de estas piezas radica en que en ese momento era párroco de San Nicolás el presbítero Manuel Alberti, miembro vocal de la Junta de Mayo.

A %d blogueros les gusta esto: