El Mausoleo del General Manuel Belgrano

El Mausoleo del General Manuel Belgrano, héroe de la independencia de Argentina, se encuentra en el atrio de la Basílica Nuestra Señora del Rosario. Ubicada en la esquina de Defensa y Belgrano. El monumento lo hizo el artista italiano Ettore Ximenes en 1903. Mide 9 metros de altura y tiene una base hecha de Baveno granito. Dos relieves de bronce, que representa el juramento a la bandera nacional y  Las batatalla de Tucumán y Salta . El pedestal está flanqueado por dos figuras alegóricas realizadas en bronce: el pensador y acción . Al sarcófago lo sostienen cuatro ángeles cariátides y está hecho en aluminio.Lo corona un yelmo, un águila y flores de bronce.

Posee una hoja de palma hacia abajo, que representa la victoria asumida con humildad. La cinta con la leyenda en latín “Studis Provehendis” (Proveedor de Estudios), alegoría a la donación de cuarenta mil pesos para ser empleados en la construcción de cuatro escuelas en las ciudades de Tarija, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero.

La espada es el símbolo del prócer en su aspecto militar. El engranaje representa su acción como Secretario del Real Consulado de Buenos Aires a favor de la promoción económica y precursor de la agricultura, el comercio y la industria.

Entre el mausoleo y la entrada principal de la Basílica se ubica el mástil. El mausoleo se declara Monumento Histórico Nacional en 1946 por el Decreto Nº 3039.

Este mausoleo fue realizado en el período en que políticos de diversos países americanos se empeñaban en la tarea de construir la historia y la identidad nacionales. Proceso en que se recurrió a la realización de monumentos como discursos visuales capaces de evocar y celebrar a los héroes. Se emulaba, así, la boga de monumentos en bronce y mármol que cubría las grandes ciudades europeas de la Belle Époque. Buenos Aires es un caso ejemplar de ese proceso. Las élites dirigentes porteñas invirtieron en la monumentalización de la ciudad y del pasado argentino. Encomendaron estatuas de artistas extranjeros para representar a los héroes nacionales.

También están sepultados los restos de sus padres. De Antonio González Balcarce jefe del Ejército del Norte en la expedición al Alto Perú y vencedor en Cotagaita y Suipacha en 1810. Hilarión de la Quintana.  y la urna funeraria del general José Matías Zapiola, nieto de Lezica, completan el panteón nacional de este histórico templo.

El mausoleo

En 1894, un artículo de Luis Duprat publicado en la revista Buenos Aires Artes y Letras informa de la ausencia de un mausoleo de Manuel Belgrano. Él estaba enterrado de una manera muy humilde en el cementerio del Convento de Santo Domingo. El prócer reunía muchas de las características que eran valoradas por las élites dirigentes porteñas. Belgrano concentraba las virtudes morales y las habilidades militares. Además se adecuaba a la historia oficial. En ella se concedía destaque a Buenos Aires como epicentro de los acontecimientos revolucionarios de 1810.  Duprat propuso que se hiciera con materiales argentinos y artistas argentinos.

La Prensa, en la edición del 9 de julio de 1895 informa que se hizo una manifestación en pro mausoleo. “Gabriel Souto dió un discurso al pie de la estatua de Belgrano, en la plaza de Mayo. Souto incitó al pueblo a participar en la iniciativa de construcción del monumento fúnebre”. A la hora de redactar los pliegos de la licitación se omitió el pedido de Duprat. Los mismos se distribuyeron en la embajadas argentinas en Europa. La obra se inauguró el 20 de junio de 1903.

 

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.