Franciscanos, su historia en Buenos Aires

Los Franciscanos fueron la primer orden que envió Carlos V a estas tierras. Según consta en el Registro Estadístico (tomo 1° de 1859) Juan de Garay al realizar la traza de Buenos Aires en 1580, le entregó la manzana número 132 para la Orden de los Frailes Menores (franciscanos). El mismo sitio que ocupa actualmente la Basílica San Francisco de Asis.

¿Te gusta la nota? Ayudanos a mantener este proyecto. Suscribite por favor. Hacé click aquí. Son sólo $29 mensuales. Gracias. Bendiciones

La primera construcción era de adobe como lo eran todas las edificaciones de ese entonces. No hay una fecha cierta respecto al comienzo de las obras. Se estima que se debió haber producido entre 1580 y 1594.

franciscanos. BA Iglesias®

En 1604, el obispo del Paraguay, Fray Martín Ignacio de Loyola mandó construir un nuevo convento e iglesia. Se levantaron donde hoy se encuentra la capilla de San Roque (Alsina y Defensa).

Los franciscanos y el deseo de un nuevo templo

A comienzos del siglo XVIII (en 1731) los obispos Franciscanos y hermanos carnales Gabriel y Juan de Arregui y Gutierrez, resolvieron construir una nueva iglesia más grande, que es la que actualmente existe. La misma se realizó sobre un proyecto del arquitecto jesuita Andrés Blanqui, secundado por el sevillano Fray Vicente Muñoz, del Orden Seráfica. El Capitán Juan de Espinosa y Ana María de Segura donaron “piedra, cal y arena”. A pesar de esta donación la corona tuvo que invertir “medio millón de pesos fuertes” para terminarla. El 25 de marzo de 1754 la iglesia fue abierta al público y bendecida por Fray Bernardo de Molina.

En 1770 el Gobernador de Buenos Aires, Juan José Vertiz y Salcedo, mandó cerrar la iglesia porque su gran bóveda corría riesgo de desplomarse. Incluso hubo arquitectos que aconsejaron demolerla. El guardián del templo Fray Juan Antonio López se opuso a esta medida y logró revertirla. El 28 de septiembre de 1783 fue solemnemente consagrada por el obispo franciscano de Buenos Aires, Fray Sebastián Malvar y Pinto.

En 1868, el 20 de marzo, su santidad Pío IX concede al templo el ser agregado a los privilegios de la Archibasílica de San Juan de Letrán. El 8 de enero de 1919, el papa Benedicto XV concedió a esta iglesia el título de Basílica Menor.

Por decreto del poder Ejecutivo Nacional Nº 120.412 del 21 de mayo de 1942 la iglesia de San Francisco y el convento fueron declarados Monumento Histórico Nacional.

Tu comentario es muy importante para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: