Chivilcoy, Iglesia Nuestra Señora del Rosario

El partido de Chivilcoy nace un 22 de octubre de 1854. A través de múltiples gestiones se aglutina a la población, dispersa en la campaña que ascendía a casi 5000 habitantes. Se construye un centro cívico que reunía capilla, cementerio, escuela, edificio a ser utilizado como asiento de gobierno comunal y distribución de solares para radicación de los pobladores.

Chivilcoy, Iglesia Nuestra Señora del Rosario

Al lugar se le había asignado un párroco que no tenia ni templo. Y así lo expresa en una nota al obispado de Buenos Aires, fechada el 26 de septiembre de 1854, expresando “la necesidad que tenía le fuera habilitada una sala, sola y decente, para la administración de todos los sacramentos… y algunas ropas para la capilla de Chivilcoy”.

El templo actual lo proyecta en 1865 el arquitecto ingles Henry Hunt. El hecho de que los arquitectos proyectistas estaban radicados en Buenos Aires contribuyó a dilatar el inicio de la obra como así también la supervisión de los trabajos. El templo de Chivilcoy se inaugura sin torres y cúpula en 1895. Las que se terminan en el primer cuarto del siglo pasado. La cúpula es imponente y mide 51 metros, siendo un hito urbano de la ciudad.

La iglesia Nuestra Señora del Rosario en Chivilcoy se ubica frente a la plaza principal y está en armonía con el palacio municipal y es la sede parroquial de San Pedro Apóstol. Su estilo es neo renacentista británico. Su planta es de cruz latina con crucero y cúpula. La nave central es abovedada con ábside. Las laterales están separadas por arcos de medio punto.

Interior del templo de Chivilcoy

Interior del templo de Chivilcoy

El retablo mayor está realizado en mármol y atesora una bella imagen de Nuestra Señora del Rosario (al pie de esta se lee “devoción familia Badano”). La escolta a su izquierda la imagen de San Antonio y a la derecha la de San Pedro (originalmente poseía las imágenes del Sagrado Corazón y de la Mater Dolorosa) y en la cúspide se observa a Cristo Resucitado.

Como cabecera de las naves laterales se encontraban los altares de San Patricio y San Columbano, a izquierda y derecha respectivamente. Un incendio provocado en la sacristía en diciembre de 1945 destruyó al de San Patricio y desconocemos la posterior ubicación del restante. El altar de la Pasión lo retira el padre Ondarcuhu por su marcado estilo gótico en contraposición al que imperaba el templo. A partir de 1975 se decidió reubicar la imaginería del templo. Se colocaron por murales con la estatuaria del Cristo crucificado y Nuestra Señora de Fátima. El Sagrado Corazón suplió en la ubicación al de San Columbano.

Aún persisten cuatro altares, aunque las imágenes estatuarias pueden, a criterio del cura párroco, ser permutadas como ha sucedido. El altar de Santa Brígida, que a su derecha tiene la imagen de Santa Teresita, a su izquierda se ubica la de Santa Inés. El de San José, a cuya diestra se ubica la imagen de Santa Ana y a su izquierda la de San Lucía. también el de Nuestra Señora de Lourdes, a su derecha se dispuso la imagen de Santa Juana de Arco y a su izquierda la de Santa Margarita de Alacoque, y el altar de la Virgen de Luján, por debajo yacente San Luis Gonzaga. Cuatro hornacinas se ubican en el frontis con las imágenes de cuatro apóstoles.

A %d blogueros les gusta esto: