Una Basílica que es orgullo de Villa Devoto

La historia de la Basílica San Antonio de Padua en Villa Devoto comienza a mediados del Siglo XIX, más precisamente el 2 de septiembre de 1852. Fecha en la que el Banco Inmobiliario, a expensas de su presidente Antonio Devoto, compra el tambo La Lechuza. Su objetivo desarrollar un barrio y su Iglesia. Esto consta en el Archivo General de la Nación, Tribunales, 1889, Protocolos del Escribano Carlos de la Torre, fs. 111.

Se le encarga aJuan Antonio Buscchiazzo realizar la traza del lugar. En de abril de 1889, el Intendente interino de la ciudad, William Cranwell, aprueba la traza. Cranwell fue quien mando demoler los arcos al Norte del Cabildo, y la sede de la Policía frente a la Plaza de Mayo. En 1890 Argentina ingresó en cesación de pagos de su deuda. La crisis ocasionó la quiebra del Banco Nacional que, junto con la crisis política expresada a través de la Revolución del Parque, provocó la renuncia del Presidente Miguel Juárez Celman. Esta situacion hizo que la venta de los terrenos quedara paralizada.

En 1913, Antonio Devoto compra las tierras donde estaba previsto erigir la Iglesia. Contrata al arquitecto austro-húngaro Josip Marković que tomó como modelo el panteón real de la Basílica de Superga en Italia. Asimismo, encomendó las pinturas a los artistas italianos Dante Ortolani y Luis Boni quienes junto con un grupo de artesanos se abocaron a esta magnífica obra. Devoto fallece en 1916 sin ver concluida su obra. El templo recibe la ereccion canónica el 12 de octubre de 1928.

Datos Arquitectónicos de la Basílica

El Altar Mayor de la Basílica, dedicado a San Antonio de Padua, está realizado en mármol de Carrara

Arquitectónicamente la basílica es un claro exponente del estilo neoclásico romano, con cuatro columnas toscanas que dominan su fachada, frisos adornados con los símbolos marianos (flor de lis) y frontis triangular.  La nave principal, tiene cuatro brazos de la misma longitud, en forma de cruz griega

El Altar Mayor, dedicado a San Antonio de Padua, está realizado en mármol de Carrara. Los dos laterales junto al que se encuentra en la Cripta, el púlpito y el baptisterio, fueron traídos desarmados de Italia. Los ensamblaron directamente en el lugar en que se encuentran actualmente.

En el presbiterio, al pie del altar, se encuentran los símbolos basilicales: el canopeo o umbraculum y el tintinábulo. El Cristo crucificado es una obra tallada a cincel sobre el mismo mármol que el altar. Hay fuentes que aseguran que pertenece al escultor florentino Antonio Frilli y que obtuvo un premio en la ciudad de Turín. No he encontrado información que certifique esos dichos. Es mas Frilli falleció en 1920, un año antes que se bendiciera la piedra fundacional y ocho después de concluida.

En los dos costados, los dos altares menores, están dedicados a la Virgen María y a su esposo San José. El de la Inmaculada posee el bajorrelieve de La Piedad. El de San José posee un bajorrelieve de la Sagrada Familia en el Pesebre de Belén. Los Sagrarios fueron quitados después de la reforma del Concilio Vaticano II, por lo que los lugares que ocupaban, han sido cubiertos.

A puro mármol

El Púlpito está tallado en dos bloques de mármol de Carrara y tiene la forma de un gran cáliz. Alrededor de la copa, están talladas cuatro imágenes que tienen la particularidad de estar coronadas por valvas, en lugar de la aureola que irradia de las testas de los santos. Las valvas representan la purificación alcanzada a través del agua.

En la parte inferior de las pechinas, existen cuatro nichos en los que se erigen sendas estatuas que representan a las 3 virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) y a la religión. Observando estas imágenes, notamos que cada una de ellas tienen un elemento que permite su identificación: la “Caridad” está acompañada por un niño, como claro símbolo del amor y entrega hacia el prójimo. La “Esperanza” muestra un ancla, con la que se espera alcanzar el puerto seguro. La “Fe” sostiene la Cruz a través de la cual creemos en Cristo. La “Religión” tiene en sus manos un cáliz, como símbolo de la Eucaristía.

Un comentario en «Una Basílica que es orgullo de Villa Devoto»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: