La Basílica del Espíritu Santo en Palermo

La Basílica del Espíritu Santo en Palermo, se encuentra  en  Paraguay 3901, sorprende por sus dos campanarios. Por su majestuosidad, rígida y simétrica belleza, sumamente armónica. De estilo entre el neo-románico y neogótico.

Fue inaugurada en 1907, en el año 2000 se le hizo una restauración. Como dato ilustrativo, cada vez que se retocó una pieza para arreglarla se inscribió la fecha en la piedra. Como una forma de que alguien pueda reconocer la historia de la Iglesia en sus muros.

Basilica-Espiritu-Santo cristo exterior.jpg

Lleva en su fachada una importante talla de un calvario compuesto por un Crucifijo, María y San Juan. Al entrar impresiona el interior por su policromía. La severidad de su estilo con bizantinismos de armoniosas líneas e innumerables detalles. Sobresale la riqueza cromática de sus variados vitrales. En todo el conjunto juega el numero tres como símbolo de la Sagrada Trinidad y el Siete, significativo de tantos elementos en el universo.

Basílica del Espíritu Santo portico

Lo primero que se percibe sobre el pórtico del Ático es: “VEN ESPIRITU SANTO” en castellano. Frase de comienzo de la Octava Sinfonía de los Mil de Gustav Mahler, un Himno Cristiano del Siglo IX.

Si se accede por el lado derecho de la puerta, sorprende la efigie del Arcángel Rafael, que parece que estuviera vivo.

La planta de la Basílica del Espíritu Santo es de cruz latina, pero el todo simbólico de la iglesia esta concentrado en el ábside. Está enmarcado con un arco de medio punto donde se lee en latín «VENI CREATOR SPIRITUS, MENTES TUORUM VISITA, IMPLE SUPERNA GRATIA QUAE TU CREASTI PECTORA» (Ven Espíritu Creador, de los tuyos tu mente a visitar, a encender en tu amor los corazones, que de la nada te gustó crear)

basilica-espiritu-santo-cupula
El Crucero

En el punto superior del crucero de la media bóveda del ábside, sobresale el altorrelieve  del Espíritu Santo descendiendo. De el bajan aristas representando los “Siete Rayos”.  Que son los Siete Dones del Espíritu Santo: Piedad, Fortaleza, Entendimiento, Sabiduría, Consejo, Ciencia y Santo Temor de Dios.

Durante el día la Basílica del Espíritu Santo en Palermo, se ilumina por siete vitrales. Cada uno con la representación de los siete ángeles. Uno por cada uno de los Siete Rayos Los siete ángeles de los vitrales (así como los siete del retablo del altar mayor) hacen referencia a los siete espíritus que sirven delante del trono de Dios: «a ustedes la gracia y la paz de parte de aquel que es, que era y que vendrá, y de los siete Espíritus que están delante de su trono»: Apoc 1, 4. (Gracias Alejandro E. Pomar )

Debajo de cada uno de los ángeles, dentro del vitral, hay un medallón con la representación de los siete sacramentos de la Santa Madre Iglesia. Ellos son Bautismo, Confirmación, Penitenciares, Eucaristía, Unción de los Enfermos, Consagración al Sacerdocio, el Matrimonio.

Más abajo en el nicho central aparece entronizada la Madre María como eje central del Cenáculo en el momento del Pentecostés. Está rodeada con las efigies de los doce apóstoles de Jesús.  Son seis de un lado y seis del otro y representan los “Doce Poderes del Hombre”.

Tu comentario es muy importante para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: