San Juan Nepomuceno en la Parroquia de San Ignacio

La imagen mas antigua de San Juan Nepomuceno en nuestra ciudad se encuentra en la Parroquia de San Ignacio. En el ala derecha uno de los retablos es bajo su advocación. Es una imagen de madera tallada y estofada.  Su origen es lusitano del siglo XVIII.

De los catorce retablos existentes, siete se conservan del período jesuítico. Son el Retablo Mayor, la Dolorosa, la Virgen de las Nieves -ubicados en el crucero- y los de San Estanislao de Kotska (hoy san Judas Tadeo), Santa Teresa de Jesús, (ambos ingresando del lado izquierdo), San Luis Gonzaga -hoy con una imagen de la Inmaculada Concepción- y san Juan Nepomuceno (ambos ingresando del lado derecho).

El santo se encuentra en un bellísimo retablo estructura barroca, la decoración adhiere al estilo rococó, obra del jesuita José Schmidt. El importante nicho del banco en forma de trapecio invertido contiene un mármol de la última Cena. La hornacina de planta semicircular con la imagen del Santo cubierta por venera gallonada, y a ambos lados motivos de rosetas en los encuentros y como calve del arco, una máscara. El entablamento es acorde con el orden, y en el ático, abertura central vidriada con los símbolos pontificios.

Restaurado en 2015 la imagen de San Juan Nepomuceno, lamentablemente se conserva desproporcionada en parte producto de haber sido atacada en los sucesos de 1955. Realizado en madera tallada, policromada y estofada, en Brasil, en el siglo XVIII. Escultura de bulto, por su factura de riquísima decoración, fue una de las más bellas esculturas de la época. Viste sotana negra, corto roquete dorado, faja colgante y muceta morada con forro de piel de armiño, y se alza sobre una base irregular con formas estrelladas

Quién fue San Juan Nepomuceno

Su presencia en ese templo no es casual. San Juan Nepomuceno Es el patrono segundo de la Compañía de Jesús. Nació hacia 1345 en Nepomuk, Bohemia. Se lo conocía como un sacerdote piadoso, humilde, celoso pastor y caritativo. Wenceslao I lo nombró confesor de la reina. Un día le reclamó que le relatase las confesiones de su esposa. Al negarse para no violar el secreto de confesión, lo arrojaron al río cuando atravesaba un puente. Los que recogieron su cadáver dicen haber visto cinco estrellas en el río, por eso se las representa en su aureola.

San Juan Nepomuceno considerado patrono de los confesores, ya que prefirió morir antes que revelar los secretos de la confesión. En Praga, en el puente desde el cual lo tiraron al río, se conserva una imagen de este gran santo, y muchas personas, al pasar por allí le rezan devotamente.

 

baiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: