Parroquia Inmaculada Virgen de Fátima

La historia de la Parroquia Inmaculada Virgen de Fátima se remonta al año 1940. Cuando Ida Pazzaglini, una vecina de Villa Real, comenzó en su casa a preparar chicos para que hicieran su Primera Comunión. Era una mujer muy humilde. Era corsetera en su casa. Su gran amor y fe, la llevó a reunir a sus “hijitos”, como ella los llamaba, para prepararlos en ele camino del conocimiento de Dios.

Su casa era chalet pequeño en la esquina de Cantilo y Spronceda. Tenía una habitación grande y una más pequeña, cocina y baño. La habitación pequeña hacía de oratorio. Allí tenía un crucifijo, y una pequeña imagen de la Virgen y algunos Santos.

Cuando los chicos estaban preparados para recibir la Comunión, los llevaba a la Parroquia San Rafael Arcángel o a Lourdes. Luego de un examen podían comulgar. Uno de sus alumnos fue mas tarde Monseñor Rodolfo Bufano.

 

En 1949 Monseñor Copello le obsequió una imagen de la Virgen de Fátima, traída desde Portugal. En lo que era el patio ella hizo levantar un techo. Logró después de mucho peregrinar que domingo por medio se celebrara allí misa.

Una mañana los vecinos la encontraron muerta en su cama. Pero ella había sido previsora y la parroquia San Rafael tenía en su poder un testamento. Ella donaba el salón para que se levantase un Oratorio. La meta principal era que se preparase a los niños en la catequesis. Y estaba segura “que sus hijitos iban a levantar un Templo sin la ayuda de nadie decía en su testamento.

Desde 1950 a 1976 la vivienda fue ocupada por una familia. Recién en 1977, con la ayuda de todos sus “hijitos” y los vecinos del lugar, con rifas, ferias del plato y algunas donaciones se levantó con mucho sacrifico la Capilla. En Julio de 1988, el Cardenal Aramburu la erige como parroquia. Y en 2014 es entronizada la nueva imagen de la Virgen.

El templo

El templo mantiene la estructura original. Un chalet a dos aguas. El acceso es por Castillo, alli han levantada un campanario con una sola campana. Tiene accionamiento eléctrico. Sobre ella una cruz de metal. Sobre el pórtico posee un hermoso vitral con la imagen de la virgen. Su interior es pequño. El altar sencillo e impacta la imagen de la Virgen con su corona iluminada. Del otro lado, una fotografía de los tres pastorcitos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.