Parroquia San Vicente Ferrer

La Iglesia San Vicente Ferrer, de la localidad de San Vicente, se encuentra en el casco histórico del municipio. Como todos los templos del interior bonaerense está la plaza principal Mariano Moreno y al palacio municipal. Es, claramente, uno de los íconos de San Vicente, no sólo por su belleza sino también por su historia.

vista del coro
Vista del Coro Parroquia San Vicente Ferrer

La construcción de este templo era una necesidad desde el comienzo, era imperioso erigir una parroquia cerca de la llamada “laguna de la reducción”. Es recién a mediados del siglo XVIII, que el sacerdote Vicente Pessoa levantó una pequeña Capilla bajo la advocación de San Vicente Ferrer, en las orillas de dicho cuerpo de agua. Su objetivo era atender a los pobladores que se iban instalando en sus alrededores.

Años más tarde, y luego de la independencia argentina, San Vicente ya se había convertido en una localidad autónoma, con su propia autoridad. Por eso, en 1856 se decidió mudar el pueblo desde la orilla de la Laguna hacia su actual ubicación, para evitar las sucesivas inundaciones.

El traslado del pueblo obligó a proyectar un nuevo templo en la nueva ciudad. Pero por falta de fondos sólo se pudo construir una sala municipal en el nuevo poblado, por lo cual el templo se instaló en ese edificio y su inauguración provisoria se realizó en 1859.

Se levanta el nuevo templo de San Vicente Ferrer

san vicente ferrer
Vista de la nave única de la parroquia San Vicente Ferrer

Sin embargo, la idea de construir una iglesia en la ciudad no se desechó. Con el auxilio del Gobierno y los vecinos se inició la construcción del nuevo templo, que quedó inaugurado definitivamente el 30 de septiembre de 1876. A comienzos de 1894 la Municipalidad donó los lotes detrás de la iglesia para la casa parroquial.

El edificio de la iglesia se erigió frente a la municipalidad. La proyectó el arquitecto, ingeniero y urbanista Pedro Benoit, auxiliado por Simón Barres como contratista. Si bien la construcción del templo se programó para tres naves, sólo se construyó de nave única. El frontis posee dos torres de 20 metros de alto, una de ellas con un campanario. En tanto el altar mayor y su retablo los realizó el arquitecto Carlos Pibernat.

Detalles

san vicente ferrer
Detalle de retablo Parroquia San Vicente Ferrer

En su interior del retablo principal, posee cuatro altares en cada uno de sus pasillos, donde se conservan dos imágenes de la Capilla del siglo XVII y del altar que se encontraba en la sala municipal. A su vez, el templo también atesora una imagen de San Vicente Ferrer, de vestir, donada por el Dr. Luis Sáenz Peña, vecino del partido, y dos altares que habían pertenecido a la antigua iglesia de San Francisco de la Ciudad de Buenos Aires.

A finales del siglo pasado se realizó una puesta en valor del templo. Su objetivo era conservar todo aquello que permita mantener vigente el pasado y los antecedentes culturales de los sanvicentinos. Al finalizar el templo mostró con orgullos sus colores originales, sobre todo el marfil y el dorado que predominan en el altar. La Parroquia San Vicente Ferrer es una de las más antiguas de la provincia y sus paredes atesoran historias maravillosas.

Dirección: Avenida Bolívar 50, San Vicente

San Vicente Ferrer, predicador

Nacido en Valencia, España, en 1350, ingresó en la Orden de Santo Domingo y llegó a ser el predicador más popular de su siglo. Tuvo una importante actuación para resolver el Cisma de Occidente. Su intervención logró deponer a los tres papas que reivindicaban el derecho al pontificado y se inclinó a favor de Martín V. Murió en Vannes (Bretaña, Francia) el 5 de abril de 1419. Pío II lo canonizó en 1458