BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Roque

Los primeros en instalarse en la zona que hoy se denomina Villa Ortuzar fueron los jesuítas en el año 1614 y ya en 1750 ellos habían construído caserones y una capilla que fue demolida en 1899.

El barrio debe su nombre al propietario de las tierras, Santiago Ortuzar. A principios de siglo XX la zona, ya loteada, contaba con gran cantidad de habitantes. La Asociación de Escuelas y Patronatos comienza a gestionar la construcción de un templo. Ya que en una casa de familia se oficiaba misa y se rendía culto a San Roque, dado que varios vecinos procedían de la ciudad de Carpinone, Italia.

Los propietarios de un horno de ladrillos donan el terreno en 1907 para que se construyera una capilla.  Al año siguiente es elevada a parroquia. Durante la semana trágica, en 1919, el templo sufrió algunos deterioros. En 1920 Monseñor Espinosa ofrece a los oblatos de la Virgen María la parroquia de San Roque. Ellos fueron los que impulsaron la erección del nuevo templo, que consta de una construcción de nave única de 26 metros de largo y 10 metros de ancho, de estilo lombardo. El templo es de diseñado por los arquitectos María y Juan Negri. Fue bendecido en 1924.

escudo villa ortuzarEs la parroquia emblema del barrio, tan es asi que su campanario asoma entre el humo de las chimeneas que lo representa.

Allí funciona la Casa de oración María Reina de la Paz perteneciente a la Asociación Civil Comunidad Carisma Mensajero de la Paz, que según dice su estatuto “nació para servir al Señor en la tarea evangelizadora, creando un centro de espiritualidad para promover tareas de reevangelización y la formación de evangelizadores”

altar san roque plazaEn el interior se destacan sus vitrales realizados por Antonio Estruch, quien fuera el fundador de una dinastía de vitralistas en nuestro pais.

Allí cada 29 de abril , día del animal, se realiza una bendición de mascotas. Del 7 al 21 de agosto se llevan a cabo las fiestas patronales, un centena de vecinos se congrega junto al santo para caminar por las calles del barrio

El Perro y San Roque

imagen san roque.pngSeguro que tus padres o tus abuelos te habrán ya contado la preciosa narración del perro de San Roque. Si te fijas en la estampa, el santo va acompañado de un simpático chucho. ¿Quien fue este perro? Fue su salvador. Cuando hoy en día, sobre todo en verano, se abandonan por las calles tantos perros que nos han mostrado su cariño a lo largo del año, bueno será explicarles a aquellos que hacen este tipo de salvajadas la historia de este animal que le salvó la vida a un santo tan importante como fue Roque.

Se explica, que cuando el santo se trasladó al bosque para no infectar de esta manera a los vecinos de Piacenza, recibía cada día la visita de un perro que le llevaba un panecillo. El animal lo tomaba cada día de la mesa de su amo, un hombre bien acomodado llamado Gottardo Pallastrelli, el cuál, después de ver la escena repetidamente, decidió un día seguir a su mascota. De esta forma, penetró en el bosque donde encontró al pobre moribundo. Ante la sorpresa, se lo llevó a casa, lo alimentó y le hizo las curaciones oportunas.

El mismo Gottardo, después de comprobar la sencillez de aquél hombre y de haber escuchado las palabras del evangelio que le enseñó, decidió peregrinar como el. La curación definitiva de Roque fue gracias a un ángel que se le apareció. Cabe decir que otras versiones populares afirman que fue el mismo perro quien lo curó, después de lamerle la herida de su pierna varias veces cuando el santo estaba en el bosque. Para algunos historiadores, el redactor de la “Acta brevoria” sería el mismo Gottardo.

Una vez curado, Roque decidió volver definitivamente a Montpellier, pero en el norte de Italia, en el pueblo Angera, a orillas del lago Maggiore, unos soldados, acusándolo de espía, lo arrestaron. Fue encerrado y moriría en prisión entre los años 1376 y 1379. Algunos cuentan que tenía 32 años de edad.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: