Parroquia San Agustín

La piedra fundamental de San Agustín, ubicada en la Av. Las Heras 2560, se colocó el 12 de octubre de 1907. Monseñor Espinosa bendijo la iglesia y el colegio anexo el 10 de diciembre de 1910. La obra fue costeada Mercedes Baudrix de Unzué, en memoria de su marido Mariano.

La misión de la construcción comenzó en 1907. En ese momento sacerdotes Agustinos, llegados años atrás a Buenos Aires, contrataron al arquitecto italiano, Luis A. Broggi, para diseñar una iglesia y una escuela. Originalmente, esta institución presentaba dos variantes para los niños carenciados: el Taller Santa Rita, que los capacitaba en diferentes oficios y la Cofradía de Nuestra Señora de la Consolación, un colegio primario gratuito.

Borggi diseñó, según sus propios términos una iglesia cristiana- gótica, o mejor dicho una fusión de la victoria de la fe sobre un mundo pagano y sensual. Un concepto interesante para una iglesia bajo el padrinazgo de San Agustín.

San Agustín, características del templo

El templo posee una nave principal, 2 laterales y 2 procesionales. Hoy convertidas, la de la derecha en capilla penitencial y la de la izquierda en circulación. En la lateral derecha podemos observar el calvario. También una estatua policromada de Nuestra Señora de Covadonga. El Cristo de la Buena Esperanza está en otro retablo de cobre coronado con pináculos.

vitrales altar-san-agustin
Ábside en San Agustín

Al retablo, dedicado a San Agustín, lo custodian dos bellos candelabros de bronce. Debajo a la izquierda del patrono se halla la Virgen de la Merced, en memoria de Mercedes, la donante. A la derecha Santa Mónica. Mas abajo Tomás de Villanueva, San Juan de Sahagún, Santa Clara de Montefalco y Santa Rosa de Lima. Todos Santos de la Orden.

Las cabeceras de las naves laterales ostentan dos retablos menores y hay dos manos en la nave lateral derecha. Ellos están bajo la advocación del Santísimo Sacramento, la Virgen de la Consolación y Correa, de Santa Rita; el Calvario y el Sagrado Corazón.

Los pináculos góticos de todos los altares y de los confesionarios se asemejan con los de las torres del frontis.  Estos son de cobre y terminan en forma de tres flores góticas, a excepción del campanario que concluye en cruz. Esta torre del campanario mide cuarenta y dos metros de altura.

Un mosaico veneciano en el tímpano del pórtico representa a madre e hijo, Santa Mónica y a San Agustín ante una Madonna coronada por el niño, quien a su vez les extiende los brazos como deseoso de abrazarlos.

san agustín
Pared Lateral de San Agustín

La luz ingresa al templo a través de vitrales, de procedencia francesa, que describen escenas de la vida de Cristo, de San Agustín. También de Santa Mónica y de los evangelistas. Su colorido es vivaz predominando los colores rojos y azules, algo típico de los vitralistas de Francia. El santuario da lugar al ábside donde unos magníficos retablos dorados hechos de ombú unen los confesionarios con estatuas y reliquias. También hay un crucifijo hecho de madera en el rincón noroeste junto a la fuente.

Su órgano

Posee un órgano alemán de 1910, de la firma Laukhuff. Restaurado en 1985. Sus originales 1535 tubos sonoros, de metal y madera. Se ampliaron a 1544 en el año 2001. En ese momento se realizó un trabajo de restauración y ampliación de la pedalera, que pasó de tener 27 a 32 notas, lo que permite la ejecución de un repertorio mayor.

Estos tubos responden a los diferentes timbres que se logran desde los registros, que en total de 23 están repartidos entre los dos teclados manuales, de 60 teclas, y el teclado de pedalera que se toca con ambos pies.

Virgen de la Consolación y Correa

Esta es la advocación mas importante de la Orden de San Agustín. En ella se evoca el consuelo de la Santísima Virgen María a Santa Mónica, que lloraba por la vida licenciosa de su hijo Agustín. La tradición oral relata que María le aseguró que su hijo no se perdería, sino que estaría unido a Cristo de la misma manera en que se ata una correa para ajustar una prenda. Y de allí surge la representación en la imagen de la entrega de esta correa a Santa Mónica y San Agustín.

Orden de San Agustín

El 16 de diciembre de 1243, el papa Inocencio IV emitió la bula Incumbit Nobis invitando numerosas comunidades eremíticas de Toscana a que se unieran en una sola orden religiosa con la Regla y forma de vida de san Agustín. El marzo siguiente los ermitaños tuvieron el capítulo de fundación en Roma bajo la dirección del cardenal Ricardo Degli Annibaldi y se llevó a cabo la unión. Así comenzó la historia de la Orden de San Agustín.

La presencia de la Orden de San Agustín en Argentina se remonta al siglo XVII. Sabemos que entre 1617 y 1626 agustinos de la jurisdicción de Chile evangelizaban en la región de Cuyo, si bien la constitución canónica de las primeras casas no se dio hasta 1642 en San Juan y 1657 en Mendoza. Dos frailes agustinos ocuparon la sede episcopal de Córdoba del Tucumán durante este siglo: Melchor de Maldonado y Saavedra (1634-1661) y Nicolás Hurtado de Ulloa (1679-1686), ambos criollos del Alto Perú.

También se los expulsó en 1823 por la reforma Rivadavia, retornaron en el año 1900, y el lugar elegido fue Buenos Aires. El 2 de abril Monseñor Luis Duprat, Arcediano de la Catedral y Vicario Capitular de la Arquidiócesis, autorizó el establecimiento de cuatro religiosos. Primero con la creación de un colegio y luego en la iglesia.

Regalanos un café…

Este sitio se hace con el amor de quienes disfrutamos difundir los templos de la ciudad. Creemos que detrás de ellos hay historias que merecen ser contadas. No recibimos ninguna financiación por hacerlo, entonces si encontrás esta página útil y la disfrutas Por favor ¿podrías regalarnos un café (virtual) para apoyar BA IGLESIAS?

DONAR

2 comentarios en «Parroquia San Agustín»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.