BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Nuestra Señora de Monserrat

Al tiempo de su erección como parroquia el territorio pertenecía a la jurisdicción parroquial de la Catedral. Es la tercera parroquia, en orden de creación, de Buenos Aires.

La adoración por la Virgen de Montserrat la introdujeron los catalanes en la época de la colonia ya que ella es la Patrona de Cataluña. Como es una virgen morena, fue muy reverenciada por los esclavos afrodescendientes que entraban por Retiro y se asentaban en sus inmediaciones. En el lugar que hoy ocupa,  en el año 1755, se levantó una capilla en honor de la Virgen por encargo del chacarero catalán Juan Pedro Sierra. Se colocó allí una replica de la imagen que se adoraba en España. Es una talla románica que la representa con el niño Jesús sentado en su regazo y mide unos 95 centímetros de altura. En su mano derecha sostiene una esfera que simboliza el universo; el Niño tiene la mano derecha levantada en señal de bendición mientras que en la mano izquierda sostiene una piña.

La construccion de esa capilla hizo que el barrio dejara de llamarse Catedral Al Sur para tener el nombre de la virgen. La zona fue conocida, también, como El Barrio del Mondongo por que era una de las comidas preferidas de los esclavos, y el Barrio del Tambor por los bailes que se hacían todas las noches en sus calles. En 1769 la iglesia fue consagrada parroquia

En 1770 la Hermandad de Nuestra Señora de Montserrat hace construir un templo más grande, obra del Arquitecto Antonio Masella. Fue realizada con ladrillos de adobe blanqueados a la cal, y con un cementerio anexo.  A mediados del siglo XIX, la falta de mantenimiento había deteriorado el edificio que, además, resultaba pequeño para atender a los numerosos fieles. Una comisión de vecinos tomó a su cargo la construcción de una nueva iglesia. En 1857 la Municipalidad aprobó los planos del Arquitecto Pablo Scolpini para la iglesia actual, que se construyó entre 1860 y 1864. Se consagró el 10 de septiembre de 1865.

Hablemos de diseño

El templo es de estilo románico, con detalles bizantinos; posee dos torres de tres cuerpos que rematan en sendos chapiteles revestidos con azulejos Pas-de-Calais y una cúpula de imponentes dimensiones, que sólo se puede ver desde la calle Moreno (paralela a la Av. Belgrano). Las dos naves laterales tienen cubierta plana. El interior fue ornamentado a fines del siglo XIX, con pinturas sobre temas religiosos y motivos decorativos, algunos de los cuales se conservan en la actualidad. La nave central tiene techo a dos aguas y las laterales plano. Asimismo, se puede apreciar en el retablo central una reproducción de las montañas de Montserrat (en Cataluña, famosa entre las montañas por su rara configuración, ha sido uno de los lugares escogidos por la Virgen para manifestarse entre los hombres) y de la escolanía de monjes benedictinos que custodian la imagen.  Según costumbre de la época colonial las imágenes se vestían y por eso la imagen que se lleva en procesión en la fiesta patronal de cada año tiene estas características ya que es la original que se entronizó al fundar la parroquia.

nuestra-senora-de-montserrat-procesion
Procesión de la Virgen

Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1978. Como dato de interés puedo decir que en 1810 su cura párroco Juan Nepomuceno Sola, integró la Junta de Gobierno el 22 de mayo.

Siendo párroco Mons. Vicente F. Garone, éste emprendió la construcción de la nueva casa parroquial, sobre los planos del Arq. Aurelio Vargas, que quedó terminada en 1970.

A causa de excavaciones a diez metros bajo nivel realizadas por una empresa constructora para un edificio particular en los terrenos linderos, sin tomarse el recaudo técnico de seguridad, se produjeron desplazamientos de tierra que arrastraron al vacío el patio y casi la totalidad de la casa parroquial. El siniestro se produjo el 24 de septiembre de 1977, poniendo en peligro el ábside de la antigua iglesia. Tras un largo pleito judicial por los daños causados, con sentencia final favorable a la Curia, Monseñor Cayetano Saladino pudo concluir tras algunos años de labor la reconstrucción de la casa. Al mismo tiempo se encararon, por medio de la Dirección Nacional de Arquitectura, las obras de restauración del templo.

Vicentinos en la Argentina

A mediados del siglo XIX llegó al puerto de Buenos Aires, procedente de Francia, un grupo integrado por 2 sacerdotes vicentinos y 12 Hijas de la Caridad (Hermanas Vicentinas), enviados desde la casa madre en París, para la Misión en la Argentina.

El fundador de esta doble familia Vicentina fue el padre Vicente de Paúl, con la cooperación de la hermana Luisa de Marillac, como cofundadora de la Compañía de las Hijas de la Caridad. Ambos fueron canonizados.

Su destino en Buenos Aires fue la atención en el Hospital de Hombres (hoy Hospital de Clínicas, o San Martín) de 40 enfermos y de 90 niños huérfanos, a los que se fueron agregando otras tareas. Trabajo arduo y de total dedicación

La primera Conferencia de San Vicente de Paul fue fundada en esta iglesia por un marino francés, Julio André Fouet, el 24 de abril de 1859. Esta acción en Buenos Aires fue uno de los primeros intentos de organización de laicos para actuar al servicio de la Iglesia.

Breve Historia del Órgano (Fratelli Serassi, 1868)

Santiago Poggi, llamado habitualmente “el viejo” vino de Italia durante la segunda mitad del siglo XIX. Fue uno de los miembros de la primera dinastía de constructores de órganos en la Argentina. El promovió la compra de 3 instrumentos a la famosa Casa Serassi en Bérgamo (Italia), los cuales se identificaron con los Opus 1, 2 y 3.El órgano de la iglesia de esta iglesia es uno de esos 3 instrumentos. Otro se encuentra en la iglesia de la “Inmaculada Concepción”. El tercer órgano fue destruido durante la revolución de 1955 y se encontraba en el “Convento de Santo Domingo”.

Escucha un fragmento de la “Sinfonía in Do Maggiore” de F. Provessi ejecutada por Rafael Ferreyra:

 

El Restaurador

En su libro Historias Curiosas de Templos de Buenos Aires, Marcos Vanzini cuenta que Juan Manuel de Rosas, frecuentaba con asiduidad el templo junto a su hijas. Menciona también que junto al aljibe, que se encuentra en el patio interno del edificio, padre e hija pasaban largas horas de meditación y descanso. He podido corroborar, viendo las actas de los libros parroquiales, que están rubricadas con al leyenda “Viva la Santa Federación, Mueran los Salvajes Unitarios”. Esto indicaría que el párroco de esa época, como ocurría en San Jose de Flores era amigo del Restaurador.

Manucho Lainez

En “El Vagabundo 1839” del libro de cuentos “Misteriosa Buenos Aires” el escritor argentino Manuel Mujica Laines menciona a la parroquia

El rumor de la fiesta invade su aposento. El cortejo estará llegando. El hombre se pone a la ventana y observa, en frente, la iglesia de Monserrat adornada con ramos de olivo y con banderas. Repican las campanas. Golpean los tambores de los negros. El carro triunfal rueda por el medio de la calle. La muchedumbre lo rodea entre cánticos y vivas

Y continua con una clara referencia al barrio rosista y a lo mencionado por Vanzini (los mulatos y los gauchos era el grupo de habitantes que estaban a favor de Rosas) la fiesta que hace mencion puede referirse a los carnavales porteños

En el zaguán aplástase la gente. El olor de los asados que crepitan detrás de la iglesia se mezcla al perfume de las magnolias. Hay quienes se han puesto de rodillas. Afuera, brilla el rojo. Todo es rojo en la parroquia de Monserrat, esta mañana de fiesta: las colgaduras, los cintajos, los abanicos, las testeras y coleras de los caballos, los chiripás que ondulan en la brisa. Las flores y el hinojo alfombran las calles. Ilumínanse los vidrios de las casas con las luces internas y se recortan, pegados en las ventanas, los versos que elogian al Restaurador, a Rosas el Grande. Y el Restaurador avanza de pie, en la majestad del lienzo enorme pintado quizás por García del Molino (Fernando García del Molino militar y pintor chileno). Triunfa en el carro lento, tapizado de seda escarlata, que los clérigos, los militares y los magistrados empujan hacia la iglesia de
Monserrat, como si condujeran en alto, sobre las ruedas pesadas, una hoguera

 

®Miguel Cabrera

 

 

4 thoughts on “Parroquia Nuestra Señora de Monserrat

  1. Señor Cabrera, soy Guia de Turismo del NOA, con domicilio en Tucuman, hace 20 años. Me case en 1973 en esa Iglesia que visito cada año que voy a Baires.
    Sigo con pasión su pagina y le pido por favor por su material EXCELENTE, poder enriqueserme en lo profesional y me permita acceder a los mismo.
    Desde ya mi agradecimiento y un saludo fraterno.
    Pablo Cantero Tucuman
    381 5070 944

    1. Pablo, gracias por tu comentario. El material esta pensado para ser utilizado por todos, siempre y cuando citen la fuente. Con lo que le pido que cuando lo utilice no deje de mencionar de donde tomo la informacion. Muchas gracias!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: