Nuestra Señora de la Merced de Siön

La Iglesia de Nuestra Señora de la Merced de Siön la construyeron los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa. Se consagró solemnemente el día 27 de octubre de 1882, por el entonces Arzobispo Metropolitano Federico León Aneiros. Siön es el nombre de la colina de las afueras de Jerusalén donde Cristo celebró la Última Cena. Allí los franciscanos construyeron una capilla en 1335. San Francisco y los franciscanos siempre han venerado ardientemente la encarnación de Jesús. Por esto, desde el principio, amaron y aman la Tierra Santa. Por esta especial veneración de los franciscanos, la Iglesia Católica les encarga la Comisaria de los Lugares Santos.

En Marzo de 1860 Fray Francisco Antonio Ozieri abre la Comisaría con sede en el Convento de San Francisco. En 1878 se nombra a Fray Luis Rossi Desideri. Él marca un hito en la historia de la comunidad franciscana en Argentina. Lo hace porque es quien termina la construcción del templo iniciado por las Damas de la Merced, presidida por Trinidad Cernadas de Lacroze. Ella era la esposa de Federico, quien dona el terreno, para hacer un Convento a los Franciscanos de Tierra Santa y un colegio para niños.

La bendición de la primera piedra fue el día 12 de febrero de 1882. Es de todos conocida la capacidad de trabajo y el tesón de los antiguos frailes franciscanos en la construcción de iglesias. Rossi no podía ser la excepción. Después de ocho meses de arduo trabajo, y gracias a la ayuda generosa de ilustres bienhechores, como a la caridad pública, se terminó el templo. aunque con numerosos detalles interiores y exteriores inconclusos, que se fueron terminando lentamente en etapas sucesivas.

Símbolos de la Tierra Santa

La iglesia Nuestra Señora de la Merced de Siön, tiene el más tradicional símbolo franciscano: los brazos de Cristo y de San Francisco exhibiendo sus llagas, entrecruzados debajo de una cruz.

En el Colegio Tierra Santa, se exhibe la Cruz de Jerusalén. Una cruz griega rodeada por otras cuatro cruces de la misma forma y menor tamaño. Que están situadas en cada uno de los cuadrantes delimitados por los brazos de la cruz mayor.

Por su parte el Centro Vocacional Franciscano Latinoamericano de Tierra Santa, se repite, esta vez en forma corpórea la Cruz de Jerusalén, y además puede verse un escudo.

Este escudo combina los dos primeros símbolos: el Franciscano, ya mencionado y debajo la Cruz de Jerusalén. Timbrando el escudo, un Espíritu Santo radiante en actitud de descender sobre el campo. Una rama de palma y otra de olivo como soportes. Y un lema: “Mons Sion in Jerusalem” en una cinta.

Esa frase evoca varios pasajes de las Escrituras, por ejemplo:

“Todo el que invoque el nombre del Señor se salvará, porque sobre el monte Sión y en Jerusalén se encontrará refugio” (Joel 3,5). También “La luna se sonrojará y el sol se avergonzará, porque reinará el Señor de los ejércitos sobre el monte Sión y en Jerusalén, ante sus ancianos resplandecerá la Gloria” (Isaías 24, 23). La frase “Mons Sion in Jerusalem” significaría literalmente “Santo Monte Sión en Jerusalén”.

Y sobre la puerta principal de la iglesia Nuestra Señora de la Merced de Sión, se encuentra también la Cruz de Jerusalén como un sobre-relieve.

 

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario