Iglesia San Catalina de Siena, su arquitectura

El frente original de la iglesia Santa Catalina de Siena presentaba características típicas del estilo de su diseñador, Andres Bianchi. Composición dividida en dos niveles. Una base ancha. Molduras superpuestas enmarcadas por cuatro columnas adosadas al muro. Todo coronado por un frontón partido y seis hornacinas.

Tiene las características de lo que era originalmente, la capilla del convento. Es de planta de cruz latina con una nave central, compuesta por nártex, tres capillas a cada lado de escasa profundidad, y un crucero sin ábside. La nave está cubierta por una bóveda de cañón corrido con lunetas para las ventanas. Una cúpula con linterna cubre la zona del crucero.

A la izquierda del presbiterio, comunicado por una abertura de medio punto con una gran reja del siglo XVIII, se encuentra el Coro bajo. Es un amplio salón rectangular, abovedado en cañón corrido con lunetos. El espacio existente entre el coro bajo y el presbiterio está decorado con unos antiguos azulejos portugueses del siglo XVIII, que representan imágenes de santos, y el perímetro del salón con cerámicos azules y blancos franceses del siglo XIX.

El coro alto, ubicado sobre el nártex, consta de galerías perimetrales que se comunican con la iglesia a través de pequeños óculos, que permitían a las monjas participar de las ceremonias religiosas sin ser vistas. Una gran reja de madera tallada del siglo XVIII adorna el vano del Coro alto.

santa catalina
Templo original

El retablo mayor es de 1776. Construido en madera tallada, dorada y policromada, con una altura máxima de 12 metros. Un ancho de 8,45. Su autor fue  Isidro Lorea, tallista español, responsable también de los altares mayores de la Catedral y de San Ignacio. Su estilo es una síntesis del barroco, el rococó y el neoclásico.

En 1910 se modificó el frontis y se ubicó la imagen de Santa Catalina de Siena en el remate de la fachada. En el interior se agregaron ocho vitrales. Luego en 1964, la orden dominicana emprendió la restauración procurando devolverle la apariencia del siglo XVIII. La iglesia fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1942.

Santa Catalina de Siena

Santa Catalina de Siena fue todo un prodigio de criatura. Fue la penúltima de 25 hermanos. Hija del matrimonio formado por Giacomo Benincasa y de Lapa de Puccio dei Piangenti. A Santa Catalina se le invoca contra el fuego, la peste, dolores de cabeza, prevención de incendios, abortos, tentaciones sexuales, tentaciones, enfermedades. Es también protectora de los bomberos, enfermeras, personas ridiculizadas por su fe, de Europa, Italia, Siena

Tomó el hábito de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo. Se esforzó en conocer a Dios en sí misma y a sí misma en Dios, para asemejarse más a Cristo crucificado. También luchó ardua y vigorosamente por reestablecer la paz. Santa Catalina trabajó con toda su alma para hacer que vuelva el Papa de Aviñón a Roma. Escribió cartas llenas de fuego a los príncipes y cardenales rogándoles que ayuden y defiendan a la Iglesia y que se corrijan de sus abusos.

Santa Catalina de Siena, murió a consecuencia de un ataque de apoplejía, a los 33 años. El 29 de abril de 1380. El Papa Pío II la canonizó en 1461. Sus restos reposan en la Iglesia de Santa María sopra Minerva en Roma. Donde se la venera como patrona de la ciudad; es además, patrona de Italia y protectora del pontificado.

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario