Eugenio Ochoa González un artista completo de talla internacional

En esta nota te ayudaremos a descubre quién era Eugenio Ochoa Gonzalez, un literato y bibliógrafo que se destacó por ser generador del arte en la Europa del siglo XIX. Este escritor nació en Lezo, una ciudad de la provincia de Guipúzcoa, comunidad autónoma del País Vasco.

Eugenio Ochoa Gonzalez hizo sus primeras letras en colegios religiosos de España para luego, con tan solo 13 años, viajar a la capital francesa para continuar su formación académica en L’École Centrale des Arts et Manufactures recién fundada. Esta institución privada fundada por el accionista del periódico Le Globe, Alphonse Lavallée, le permitió a Eugenio Ochoa Gonzalez despertar su vocación por las distintas manifestaciones del arte como la literatura, poesía, la pintura y el teatro.

Eugenio Ochoa Gonzalez

Para concebir la obra de Eugenio Ochoa González, el quid está en prestar considerable atención a su paso por Paris y su continuo regreso a su país natal. Durante ese tiempo, le dio suficiente material e inspiración para crear. En sus textos y obras posteriores, podemos ver que abunda el recuerdo y la experiencia de sus años de investigación. La convivencia con artistas importantes también jugó un papel importante en sus años más productivos.

Uno de sus grandes aportes fue el desarrollo de El Artista, una excelente revista de cultura, trabajo que hizo junto al Conde Campo Alange y Federico de Madrazo. Desafortunadamente, la vida de la publicación fue muy corta, desde enero de 1835 hasta marzo de 1836. Aunque dimitió tras ser despedido por condiciones políticas desfavorables, también dejó su huella en el Comunicado de Madrid. Esto no le impidió ser nombrado Director de la Oficina Nacional de Imprenta y Director del Boletín poco tiempo después.

Otro hecho importante en su vida fue su matrimonio con Carlota de Madrazo y Kuntz. Este incidente ocurrió el mismo día que estrenó su primera obra teatral “Incertidumbre y amor”. Durante su vida mostró un gran interés por la difusión de la literatura y la cultura españolas en diferentes círculos europeos. Se le considera uno de los grandes impulsores de los escritores del llamado Siglo de Oro, entre los que se encuentran Calderón, Quevedo y Lope de Vega.

Cuando nos queremos referir a la literatura encontramos que Eugenio Ochoa González desarrolló trabajos relacionados con el teatro, la narrativa y la poesía. Sus obras más famosas incluyen obras de teatro “Un día del año” y la mencionada “Incertidumbre y amor”. Asimismo, publicó dos novelas tituladas Los Guerrilleros, que logró terminar, El Auto de Fe, sobre los conflicto entre Felipe II y el príncipe Carlos. 

La calidad de escritura de Ochoa González en todas sus formas a las claras generó esa notoriedad tan justa, lo cual lo transportó a ser parte transcendental de magnos medios de la península Ibérica tales como; El Heraldo, La España, El Renacimiento, El Amigo del pueblo, entre muchos otros diarios y revistas.

Precisamente fue con la prensa donde Eugenio Ochoa González exteriorizó todas sus doctrinas y, por sobre todas las cosas, su estilo y agudeza. Virtudes que adquiere a lo largo de su vida. Muchos lo consideran como un superdotado. Otros, en cambio, lo muestran como un ser que jamás se rindió y reveló una perseverancia única.

Eugenio Ochoa González alcanzó todo lo que idealizó desde querubín y lo obtuvo gracias a la prensa. Casi 200 años después de sus primeras expresiones artísticas a don Eugenio se lo conmemora por ser un engranaje indispensable de la comunicación.