El Santuario de Liniers, un símbolo de nuestra Ciudad

El santuario de Liniers es uno de los mas concurridos de la Ciudad. Hoy en día miles de personas se acercan a pedir y otras tantas a agradecer. San Cayetano los recibe con los brazos abiertos. Este templo, que comenzó como una capilla, se terminó de construir en 1913. Pero su historia es mucho anterior, comenzó con Mamá Antula

Suscribite por favor acá por sólo $29 mensuales y ayudanos a continuar informando. Muchas Gracias

El Santuario de Liniers, su edificio

El estilo del Santuario de Liniers es neo-románico, con arcos y pilastras apropiadas a este estilo. Además estas simulan columnas con capiteles jónicos, rojos cocinados. También sobre ellos asoman cabecitas de querubines.

El presbiterio posee un hermoso altar de mármol blanco con incrustaciones de verde onix. Primeramente en el nicho central se colocó un San Cayetano sin Niño Jesús en sus brazos. Más tarde, lo suplieron con una estatua del Santo con el Niño.

Características

Al ver al Santuario de Liniers desde el atrio llama la atención el campanario de tres cuerpos que se afina rematando en la cúspide en una pirámide de tejas de pizarra. La que está coronada por una cruz de hierro forjado. Todo acentúa la verticalidad de la construcción.

el santuario de liniers frontis
Frontis del Santuario de Liniers

En 1937, se edificó la nave lateral derecha contigua al colegio. En esta nueva nave fue entronizada la actual imagen de San Cayetano, que se venera cerca a la puerta de ingreso. Tiene una particularidad: es la primera imagen donde aparece incorporada junto a los lirios, la espiga de trigo.

Es la imagen que más atracción y predilección despertó entre los devotos, llamada popularmente “el santito” y permanece en su hornacina tradicional.

La balaustrada de bronce y mármol era el comulgatorio. El púlpito se erigió en la primera pilastra. En la semicúpula que campea sobre el altar estaba pintada una Crucifixión.

Durante la década de 1940 fueron instalados los vitrales en la nave central. Ellos ilustran, en una composición estética de cristales y colores, diversos aspectos y momentos de la vida de San Cayetano, desde su juventud hasta su canonización.

San Cayetano y la espiga de trigo

el santuario de liniers
San Cayetano junto a Nuestra Señora de Lujan en el Santuario de Liniers

El propulsor inicial de la devoción de San Cayetano, fue el Padre Domingo Falgioni. Él estuvo a cargo de la parroquia desde 1928 a 1938. En esa década organizó una pastoral que impulsó el inicio de la devoción. Para empezar bendijo un estandarte con la imagen del Santo. También imprimió una estampa, presentando a San Cayetano con espigas y una oración apropiada para sus devotos. Según la tradición oral, mencionada también en una antigua revista que se publicaba cada año en la celebración litúrgica del Santo (7 de Agosto), se menciona allí la “Espiga de Trigo”.

La espiga la incorpora Falgioni como un símbolo del pan fruto del trabajo. Pero la estampa del Santo con el Niño Dios en sus brazos, consta en su biografía, pues, una noche de la Natividad del Señor, la Virgen María se le apareció y le entregó al Niño Jesús en sus brazos .

Tu comentario es muy importante para nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: