Parroquia San Marcelo en Don Torcuato

La parroquia San Marcelo en Don Torcuato se erige el 4 de octubre de 1943. La bienhechora fue Regina Paccini de Alvear, ella quiso con ella homenajear a su difunto esposo Marcelo T. De Alvear, ex Presidente de la Nación. Regina nació en Lisboa, Portugal. Era una destacada soprano, con una triunfante carrera que desarrolló en teatros líricos de Europa y América. Marcelo, enamorado de su voz, siguió su derrotero por Europa hasta que ella aceptó la propuesta de casamiento. Siendo primera dama desarrollo una amplia carrera filantrópica.

Ella fundó la Casa del Teatro en la Ciudad de Buenos Aires, insistió para que su esposo creara los cuerpos estables del Teatro Colón, del Conservatorio Nacional de Música, y de Radio Municipal con el propósito fundamental de transmitir las funciones del primer coliseo argentino.

A partir de su fundación en 1917, la historia de Don Torcuato quedó unida a la familia Alvear. El exmandatario falleció allí, en su quinta La Elvira, construida el año anterior a su deseo a los 74 años el 23 de marzo de 1942. Regina, continuó viviendo allí hasta que partió a la Casa del Padre, en 1965.

La Parroquia San Marcelo en Don Torcuato

Parroquia San Marcelo en Don Torcuato

La Parroquia San Marcelo en Don Torcuato es de un estilo neocolonial, aunque algunos autores le agregan cuzqueño. El frontis es limpio, con un tejado que cubre el atrio al que se accede por tres arcos de medio punto. La espadaña posee dos campanas y una cruz en su cima. El pórtico de acceso es de madera, con un marco con un hermoso labrado. Posee un amplio patio delante con la imagen de San José y el Niño. La parroquia de San Marcelo en Don Torcuato se encuentra al lado del colegio homónimo también donado por Regina.

Su interior es de dos plantas, y la luz natural ingresa por ventanales a la altura del techo a dos aguas con machimbre. El retablo es de madera en una sola pieza, con la imagen del santo patrono en el centro. Custodiado por cuatro columnas ofídicas con capiteles compuestos. Sobre la imagen el monograma SM y a sus pies el sagrario. Un detalle poco conocido es la mesa altar confeccionada en porcelana roja.

Sobre San Marcelo

San Marcelo es el trigésimo Vicario de Cristo por el breve periodo de un año (308 – 309), cuando falleció. Según el «Libro Pontifical», el Papa San Marcelo, hechado de su Sede, se escondió en la casa de una mujer laica y, desde allí, continuó gobernando a la Iglesia. Al descubrirlo, el emperador Majencio lo puso preso y lo envió a hacer trabajos forzosos en las caballerías y pesebres del imperio. A causa de eso San Marcelo enfermó y falleció el 16 de enero del año 309.

A %d blogueros les gusta esto: