Urquiza y su Señora del Carmen

Los primeros habitantes de la Villa Las Catalinas,a finales del siglo XIX, cumplían con sus deberes espirituales en un pequeño oratorio situado en Cullen entre Bucarelli y Andonaegui, instalado en una vivienda particular propiedad de Aniceta C. de Fernández.

Los sacerdotes que pronunciaban los oficios en el oratorio sino que además recorrerían la zona -formada por quintas y algunas casas- celebrando matrimonios y bautismos. Algunas vecinas, formaron una Comisión Pro-Templo, pues consideraron que era necesario contar en la villa con una iglesia acorde con las necesidades religiosas.

nuestra señora del carmen urquizaEl cura párroco de Belgrano, Presbítero Miguel Galletti, atendía como podía a cerca de 10.000 habitantes de los barrios en formación vecinos, como las villas Mazzini, Modelo, Devoto y Las Catalinas. Ante esta situación le llevo al Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Federico Aneiros, la idea de construir una parroquia en lo que se denominaba Villa Las Catalinas. Nombre que tuvo el barrio hasta 1901, año del centenario del nacimiento de Justo Jose de Urquiza donde migró de denominación.

Aneiros aprobó la idea y solicitó el plano del lugar donde se levantaría el futuro templo y la construcción del mismo, según el proyecto del Ingeniero Tomás Villalba.

El templo, en su ubicación actual (Av Triunvirato y Cullen), se erigió en terrenos donados por el Francisco Seeber a la Iglesia Católica. El 21 de diciembre de 1891 se colocó la piedra fundamental, que fue bendecida por el dominico Fray Modesto Becco con el padrinazgo del Coronel Ernesto Rodríguez y la señora Dámasa Zelaya de Saavedra,

Nuestra Sra del Carmen procesionCuentan las crónicas que el vecino Cecilio López donó una campana, que también fue bendecida, y Pedro Delponti ofreció los ladrillos necesarios para la construcción del templo.

El 3 de marzo de 1893 se inauguró la capilla y en su interior se encontraba un altar dedicado a San Antonio, donado por el Seminario Conciliar de Villa Devoto, un gran cuadro de San Ignacio y las Estaciones del Calvario, con bancos de madera común.

La bendición del templo la realizó el Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Aneiros, y la misa fue ofrecida por el párroco de Belgrano, Miguel Galletti. El 1 de abril de 1893 asumió las funciones de párroco de la capilla el Padre Aquiles Blois.

A fines de 1892 culminó la construcción, y el día 23 de diciembre de 1896, el templo fue puesto bajo la advocación de la Virgen Nuestra Señora del Carmen, cumpliendo así con el deseo espiritual de Don Francisco Seeber, por entonces, a cargo de la intendencia de Buenos Aires.nuestra-s-del-carmen-urquiza-1.png

Authorbaiglesias

I am Miguel Cabrerta Journalist and BA IGLESIAS founder`s . Currently living in Buenos Aires, Argentina. My interests range from religious tourism to writing. I am also interested in sports and running.

Deja un comentario