Santa Inés patrona de las novias, y San Camilo juntos en La Paternal

Santa Inés, patrona de las novias y la pureza, era hijas de nobles romanos. De pequeña ofreció su virginidad a Cristo. Cuando le propusieron casarse lo rechazó. Por su condición de cristiana, más tarde, se la martirizó. Su fortaleza demostrada en la defensa de su fe, asombró a los verdugos. La basílica de Santa Inés, Agnes en italiano, se encuentra en la Vía Nomentana. Su fiesta se celebra desde mediados del siglo IV.

San Camilo de Lelis, patrono de los trabajadores de la salud, nació en el pueblo de Bucchianico (Chieti, Italia), en 1550. Su nacimiento tuvo lugar en un establo, ya que a pesar de ser de familia noble, su madre quiso imitar el nacimiento de Jesús.

A la edad de treinta años ingresó en el Colegio Romano (ahora Universidad Gregoriana), a pesar de la burla de sus jóvenes compañeros, que le discriminaban porque le encontraron demasiado viejo para decidirse por el sacerdocio. A pesar de ello, se ordenó sacerdote el 26 de mayo de 1584 pese a su avanzada edad.

Tras una larga andadura como enfermero, lo que lo llevó posteriormente a fundar la Congregación de «Hermanos Ministros de los Enfermos y Mártires de la Caridad» (Clericorum Regolarium Ministrantium Infirmis), más conocida como Camilianos, destinada al cuidado de los enfermos abandonados.

Un poco de historia de Santa Ines patrona de las novias

Frontis Santa Ines
Frontis Santa Ines

En la Ciudad su templo se puede visitar en Avalos 250. Nació como una capilla bajo la advocación del Sagrado Corazón de Jesús. El templo les fue entregado a los Padres Camilos. Ellos decidieron ampliarlo. El libro de las bodas de oro de la parroquia, escrito en 1982, asegura que el dinero para esa obra lo donó una vecina de nombre Inés. Los sacerdotes agradecidos por ese gesto decidieron modificar el nombre. Tiempo después la congregación dejo la capilla. Sin embargo el nombre continuó hasta su erección como parroquia

La belleza interior de su templo

El templo por fuera es simple. La belleza decorativa está puertas adentro. Es de una sola planta. El presbiterio es sencillo a los costados del Cristo Crucificado se ve, en hornacinas, a la Patrona y al Sagrado Corazón de María.

En marcan el presbiterio un altar consagrado al Sagrado Corazón de Jesús. A la derecha vemos a San Camilo. Ambos son originales de la primera capilla.

Sólo posee dos vitrales dedicados San Camilo y a Santa Inés. Las paredes laterales están cargadas de hornacinas con imágenes. En la de la izquierda están Santa Rosa de Lima, San Roque, Santa Teresita del Niño Jesús y San José. Por último Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

Por su parte del lado derecho se observan las representaciones de San Antonio de Padua y San Luis Gonzaga. Más adelante tiene un altar privilegiado, el de la Virgen de la Salud. Ella es la protectora de la Orden de los Camilos. Este altar no posee imagen, sino una pintura. El cuadro es una réplica del existente en la iglesia de Santa María Magdalena, de Roma.

Una Imagen muy particular

El segundo domingo de septiembre Santa Inés recibe la visita de los fieles devotos de la Virgen del Castañar. Su santuario se encuentra en la Sierra de Bejer, en Salamanca.

A mediados del siglo XV se declaró una peste en Salamanca. La aparición de Nuestra Señora sobre un castaño la detuvo.

De esa región de España proviene la mayoría de los feligreses que asisten a rendirle culto.

La imágen de la Virgen del Castañar se encuentra en la capilla del Santísimo. A la derecha del presbiterio, detrás del altar de San Camilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: