BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santa Francisca Javier Cabrini

Se encuentra en el denominado Barrio Bergoglio porque es donde se crió y estudio el sumo pontífice.

Funcionó al principio como oratorio de la parroquia de Santa Clara en la calle Monte 2383, fundado el 12 de abril de 1934, en un solar donado por las Hijas de María del colegio Santa Rosa.

El 15 de mayo de 1964 fue erigida como parroquia por el Cardenal Antonio Caggiano, siendo designado párroco Constantino Pratesi, quien tomó posesión el 31 de mayo de 1964.

Con el aporte de la feligresía, devotos e instituciones, se adquirió un predio de 666 m2, y se construyeron 1400 m2 cubiertos, que corresponden al actual complejo parroquial.

Francisco

Alli el Papa Francisco ofició misa durante el tiempo que ejerció como ‘vicario zonal’ del barrio de Flores.

“Al ser nombrado obispo le adjudicaron el control de la zona en la que se había criado. Eso fue especialmente emocionante para él. Venía todo lo que podía, porque además el párroco de esta iglesia, el padre Constantino Pratesi, era muy buen amigo y le ayudó mucho”, nos dijo Manuel Joaquín Novo Briones, encargado de la iglesia.

Misas al aire libre

De aquella época, la parroquia conserva varias fotografías de Jorge Bergoglio celebrando misa al aire libre, rodeado de feligreses, con compañeros de sacerdocio o con la camiseta del San Lorenzo, el equipo de fútbol del que es aficionado.

A Bergoglio le gustaba hablar de oración, y sobre todo de evangelización, con la frase en la que el actual papa alentaba a los fieles a salir de la pecera e ir a las calles a evangelizar

Sobre Francisca Javier

“La madre Cabrini es una mujer muy inteligente y de gran virtud… Es una santa”, dijo en una ocasión el Papa León XIII, quien conoció personalmente a Santa Francisca Javier Cabrini, patrona de los emigrantes.

Santa María Francisca nació en 1850 en Sant’Angelo Lodigiano Italia. A sus 20 años murieron sus padres y con el tiempo Francisca buscó ingresar a la congregación donde realizó sus estudios, pero no fue admitida por su mala salud. El Obispo y un sacerdote amigo la invitaron a entrar en el orfanato “Casa de la Providencia”, donde la fundadora llamada Tondini había realizado una mala administración. La Santa aceptó y con un grupo de compañeras fundó a las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón, bajo la inspiración de San Francisco Javier.

A pesar de su miedo al agua por haber caído a un río siendo niña, cruzó el Atlántico y llegó a Nueva York en 1889 a misionar. Allí se encontró con una realidad pastoral muy dura ya que había una gran multitud de pobres europeos que habían emigrado a los Estados Unidos; y los sacerdotes en su mayoría estaban allí por mala conducta. Por su actividad misionera tuvo que viajar a Nicaragua, Argentina, Costa Rica, Panamá, Chile, Brasil, Francia e Inglaterra. En 1907 finalmente aprobaron las constituciones de su congregación que ya estaba en ocho países con más de mil religiosas en escuelas, hospitales y otras instituciones. Falleció en 1917

 

A %d blogueros les gusta esto: