BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santa Clara

La casa parroquial y la iglesia fueron construidas gracias a la munificencia de la Elisa Peña de Uribelarrea , en memoria de doña Clara Anchorena de Uribelarrea y de su hijo Manuel Uribelarrea. Fueron bendecidas por Mons. Copello el 13 de diciembre de 1930.

A principios del siglo XX la zona donde se haya el templo era inundable, de ahí su denominación actual de Bajo Flores, familias de escasos recursos se fueron asentandoa comprando lotes a bajo precio. Ese crecimiento de la población que el padre Juan Stilo, un joven “teniente cura” de la parroquia de Flores, comenzara la atención espiritual creando un Oratorio Festivo donde daba el  catecismo.

La donación de Peña Uribelarrea no fue suficiente para concluir el templo en todos sus detalles. Al recorrerlo  se puede observar, como en tantos otros templos de la ciudad, el agradecimiento a las
familias que fueron aportando dinero para levantar un altar, como adquirir una campana o donar las arañas que iluminaban la iglesia.

Ejemplo de esto son los vitrales que la adornan, donde se destacan los que representan a distintas devociones a la Virgen María en nuestro país, como Nuestra Señora de Lujan, de la Merced , Del Milagro, del Rosario del Milagro, de Guadalupe, de Sumampa y de Itatí.

El templo, construido por Carlos Massa,  posee un campanario central que corresponde a lo que algunos arquitectos llaman Neorrománico Ecléctico y constituye una etapa de transición entre la ortodoxia neogótica y la ortodoxia románica. La planta es basilical de nave principal y dos laterales. La decoración discreta y con predominio de las formas geométricas del románico lombardo catalán. Arcuaciones ciegas, vanos angostos y estilizados con arcos de medio punto, archivoltas con billetes y espigas y rosetón de tímido diámetro configuran la fachada.

El campanario es el eje de simetría que representa el frente de la nave principal. A ambos lados del campanario se desarrollan dos alas  laterales cuyas cubiertas  caen en pendiente a manera de techo a dos aguas conformando las naves laterales. La base del campanario central cumple también la función de acceso al interior del templo. Posee cuatro campanas, algo no común para un templo de barrio. Como era costumbre cada una tiene un nombre: “Santa Clara”, “San Rafael”, “San Juan” y “Santa Teresita”.

En un viaje por la provincia de Buenos Aires, encontré la Iglesia San Juan Bautista en la ciudad de Roque Perez que me sorprendió por su exacto parecido con esta parroquia. Si bien no hay datos ciertos es sabido que Massa construyo templos en esa provincia. Les dejo la foto para que ustedes mismos comparen.

 

A %d blogueros les gusta esto: