BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santa Elisa

Antes pertenecía a las jurisdicciones de Santa Lucía, San Cristóbal y San Antonio. El templo fue construido en 1939 y bendecido en 1940 por el cardenal Luis Copello

Este templo, construido por Carlos Massa, se caracteriza por el campanario central único en la fachada, recurso utilizado con frecuencia en templos historicistas de las más variadas
tendencias. La planta es basilical de nave principal y dos laterales. La decoración discreta y con predominio de las formas geométricas del románico lombardo catalán.    Arcos ciegos, vanos angostos y estilizados con arcos de medio punto, archivoltas con billetes y espigas y rosetón de tímido diámetro configuran la fachada junto al escudo del Cardenal.

Posee un órgano de 2 manuales de construcción anónima.

Respecto a Santa Elisa he encontrado dos versiones. Me inclino por esta debido a una vieja estampita que he encontrado hurgando el arcón de cosas antiguas de mi madre. Allí esta la imagen de la virgen que es la misma que se encuentra en el altar. Ella dice que Elisa proviene de Elisabet cuya celebración es el 5 de noviembre.

Santa Elisabet es uno de los personajes femeninos relevantes del Nuevo Testamento. Junto con María, su prima, madre de Jesús, representan el símbolo de la maternidad feliz, acompañada en el caso de María de un imposible cultural: la maternidad en libertad, fuera de todo sometimiento. Definida como la maternidad en situación de doncellez, es decir sin estar casada. Privilegio y riesgo asumido gozosamente por María. La maternidad de los grandes personajes va siempre acompañada de signos especiales: Para la madre del Bautista fue la prolongada esterilidad, que hizo desesperar a ella y a Zacarías de tener descendencia. Pero he aquí que el ángel del Señor se apareció a éste y le anunció su próxima paternidad. La señal de que no veía visiones es que se iba a quedar mudo hasta el nacimiento del niño, al que llamaría Juan. Es una delicia la visita de María a Isabel: “¿Desde cuándo la madre de mi Señor se ha de molestar en venir a visitarme?” Sintió Isabel cómo se alegraba el niño en sus entrañas. Lo demás acerca de su vida nos lo cuenta la tradición. Pero ¿es acaso poco lo que nos cuenta de ella el Evangelio? Los pintores se recrearon en esta visita y en la infancia de Jesús y de Juan juntos.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: