Parroquia Santa Elena

La parroquia Santa Elena surgió como iniciativa del párroco de Nuestra Señora de Guadalupe. El padre Ricardo Kanfhold entendía que la gran extensión de su parroquia necesitaba al menos centros catequísiticos. Entonces le confió a la Liga de Damas Católicas de Guadalupe el hacer realidad esta iniciativa.

Las primeras Misiones se realizaron bajo carpa. Estas renovaron el barrio llamado “de los tachos”, ubicado entre Avenida del Libertador y el río.

Casa de los niños de Santa Elena

En 1924, se abre un Centro Catequístico, en la calle Cerviño 3536, donde el 18 de Agosto, se celebra la primer Misa. En ese mismo año se funda la Casa de los Niños General Las Heras. Al año siguiente, coincidiendo con el cincuentenario de la congregación del Verbo Divino, se coloca la piedra fundamental de la Capilla  de esa Casa. También se le cambia el nombre a Casa del Niño de Santa Elena.  Dos años después se inaugura la Cripta. La bendice el Arzobispo de Buenos Aires Fray José Botaro

Muchos años mas tarde con de la feligresía se adquiere un terreno en la calle Lafinur 3331.Las obras del nuevo templo comienzan en 1951. En Agosto de 1955,  el Cardenal Copello bendice el nuevo templo, aún sin terminar. En la actualidad está a cargo de la Congregación del Verbo Divino.

La imagen de madera de Santa Elena, tallada a mano, que actualmente se venera en el templo, fue bendecida por el propio Copello. De la misma época es la de San Jose y el Niño. Por su belleza interior es una de las templos mas solicitados del arzobispado para realizar casamientos. En 2008 cobro relevancia el matrimonio de Wanda Nara y el futbolista Maxi Lopez.

Santa Elena

Nació en Bitinia. Se casó con Constancio, cuando éste era un simple oficial, pero cuando fue emperador la repudió y desterró. El año 306, Constantino, su hijo, ya emperador, la mandó llamar y le dio el título de “Augusta”. En la guerra contra Majencio, Elena convenció a Constantino para que pusiese el signo de la Cruz en los estandartes imperiales. Al entrar victorioso en Roma, Constantino publicó su famoso decreto de libertad religiosa para los cristianos. Elena se retiró a Jerusalén donde se dedicó a restaurar los Santos Lugares.

Hizo efectuar excavaciones en el Calvario y descubrió la Cruz en la que murió Jesús. Tres partes mandó hacer Elena de la Cruz. Una se trasladó a Constantinopla, otra quedó en Jerusalén y la tercera llegó a Roma donde se conserva y venera en la iglesia de la Santa Cruz de Jerusalén. A la edad de 80 años regresó a Roma donde murió acompañada por Constantino y sus nietos, el año 328.

No han faltado autores que atribuyan a la fábula el hecho de la invención por Elena basándose principalmente en que no hay noticia expresa de tamaño acontecimiento hasta un siglo después. Ciertamente es así, pero lo resuelven otros estudiosos afirmando que la fuente histórica que relata los acontecimientos es el historiador contemporáneo Eusebio de Cesarea al que en su Vita Constantini sólo le interesan los acontecimientos realizados por Constantino, bien porque sigue los cánones de la historia contemporánea, o quizá porque sólo le interesa adular a su anfitrión.

 

A %d blogueros les gusta esto: