San Luis Gonzaga pertenecía a la jurisdicción parroquial de Ntra. Sra. de la Candelaria. El templo se bendijo el 6 de abril de 1940 a instancias de Monseñor Copello. Se constituyó en parroquia, abarcando 10 manzanas. Las fiestas patronales se realizan los 21 de junio de cada año. La construyó el estudio Vargas Aranda.

El exterior tratado en ladrillo común aparente y revoque blanco. Pone una nota de color en medio de una zona de casas bajas.  Su campanario resalta en todo el conjunto. En los planos originales estaba previsto que tuviera mayor altura. Sin obstante los limitados recursos y reducciones presupuestarias lo dejo tal cual lo vemos.

En el paño blanco que limita el arco del frente se recorta la puerta de azul intenso. En lo alto, el rosetón calado con el monograma de Cristo nos recuerda que cualquiera sea la advocación a que se dedique un templo, es siempre a través suyo que nos llega la luz. 

El pórtico de madera descubre un vitral que invoca a los Sagrados Corazones de Jesus y María.

La planta es de una nave central y dos laterales. Estas son angostas y no tienen altares. Estos se encuentran en sus cabeceras. En los otros dos extremos están los confesionarios.

Toda la arquitectura ha sido tratada a base de arcos, a mi gusto mas bonito que el dintel.  A falta de mármoles la decoración esta dada por el color. Los reflectores colocados en el piso juegan iluminando con colores los diferentes espacios. Gran parte de la imaginería y los altares laterales no guardar armonía con la arquitectura. Seguramente por haber sido colocados en diferentes épocas.

 

San Luis Gonzaga

El Patrón de la Juventud Católica, San Luis Gonzaga, nació el 9 de marzo de 1568 en Lombardía. Su entrega a Dios en su infancia fue completa y absoluta. En su adolescencia, decidió ingresar a la Compañía de Jesús, pese a la rotunda negativa de su padre, que soñaba para él una exitosa carrera militar. Durante los años siguientes, el santo dio pruebas de ser un novicio modelo.

Falleció el 21 de junio de 1591, al llegar a los veintitrés años y ocho meses. Sus retos se conservan bajo el altar de Lancellotti en la Iglesia de San Ignacio, en Roma. Lo canonizaron en 1726. El Papa Benedicto XIII lo nombró protector de estudiantes jóvenes. El Papa Pio XI lo proclamó patrón de la juventud cristiana.

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: