San José Benito Cottolengo se erige canonicamente en 1942.  El Cardenal Copello lo hace para dar apoyo espiritual a los vecinos de un barrio que supo tener el primer aeródromo de la Argentina.  Además, próximo a este, el constructor frances Paul Castaibert fabricó los primeros aviones nacionales. La instalación de fábricas como Pirelli, Camea, Arciel, Textil Lugano, Lagorio, Transfarmaco, Suchard, Osram, Conveyors y Klocmetal hicieron que Villa Lugano rápidamente comenzara a poblarse. La Parroquia del Niño Jesús ya quedaba chica para albergar a toda la feligresía.

Los terrenos los donó la familia Anchorena. Los beneficiarios la Congregación de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, mas conocida como Don Orione. La primer iglesia, hoy es el salón el actos del colegio homónimo que se fundó en 1952.

San José Benito Cottolengo se erige canonicamente en 1942. El templo es sencillo en su exterior e interior, características propias de la congregación. Es de una sola nave con vitrales multicolores en altura. Los que dan, los días de sol, un hermoso colorido interior El frontis tiene una imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Está realizada con venecitas, que le da un sello distintivo.

El altar presenta la imagen de un Jesús ascendiendo a los cielos con dos ángeles que lo custodian. A la derecha esta San José Benito Cottolengo. Del otro lado la Virgen con el niño en sus brazosSan José Benito Cottolengo se erige canonicamente en 1942. 

La comunidad Italiana venera allí a San Donato de Arezzo. Se realiza una procesión el tercer domingo de noviembre. También se le rinde culto a San Roque

¿Quién fue San Jose Benito Cottolengo?

Nació en Bra, Piamonte, en 1786. Desde pequeño dio pruebas de su vocación por ayudar. Finalizó los estudios, con la ayuda de Santo Tomás de Aquino. Se ordenó sacerdote. En 1818 lo elegigieron canónigo del cabildo de Corpus Domini en Turín.

Siendo canónigo atendió a una señora que murió por falta de atención médica y en la mayor miseria. Ante este panorama, en el gran hombre de la caridad. Dedicó su vida a organizar la ayuda a los necesitados y a los desechados de la sociedad.

En 1827 dio comienzo a su obra, fundando la “Pequeña Casa de la Divina Providencia”. Allí se hizo cargo de innumerables enfermos y abandonados. Para cuidarlos creó un instituto de religiosas llamado “Hijas de San Vicente”. Más tarde otro denominado “Hermanos de San Vicente de Paúl”.  Murió en Turín el 30 de abril de 1842

 

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: