BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Francisco Javier

El templo fue construido por los arquitectos Juan José Fortini y Benjamín Pedrotti. El primero, se había formado en Zurich, habiendo construido sólo casas de renta y viviendas particulares. Pedrotti, arribado de Italia, al no poder obtener con rapidez la homologación de su título, formó sociedad con Fortini, sociedad que habría durado alrededor de tres años.

 

Constituida previamente en viceparroquia (10 de noviembre de 1911), el auto de erección como parroquia porteña de San Francisco Javier –junto con Nuestra Señora del Rosario, y Santa Julia en Caballito fue suscripto el 18 de enero de 1913 por el Arzobispo, Monseñor Mariano Antonio Espinosa.

El flamante exterior, caracterizado por un frontis clásico y dos columnas estriadas, es interrumpido por las tres ventanas de la galería del órgano, una imágen de Nuestra Señora de Luján en un nicho a la izquierda y una cruz de material arriba de las ventanas citadas. Dicho frente fue totalmente remozado en 2013, siendo párroco Martín S. Bracht.

Ya en el interior, impacta la amplitud del templo, de una sola nave, con reminiscencias italianas, siendo sus principales ornamentos un grupo de molduras neoclásicas y pilastras corintias.

En la diáfana galería del órgano, sobre el nártex, hay estatuas de dos de los Evangelistas: San Lucas con un ternero y San Mateo con un ángel y un libro.

En la nave lateral izquierda hay imágenes de Santa Teresita, San Roque y la Inmaculada Concepción, mientras que en la nave derecha se pueden apreciar imágenes de Nuestra Señora del Carmen, San Antonio de Padua y San Cayetano; todas ellas vistas desde el presbiterio hacia la entrada al templo.

Los vitrales en el ábside representan a Nuestra Señora de Lourdes, Santa Teresa y San Norberto (el obispo que contribuyó a paliar los efectos del cisma causado por el fallecimiento de Honorio II y combatió la herejía en Cambrai) y San Rafael.

Frente a los vitrales se yerguen las imágenes con baldaquinos de San Francisco Javier sosteniendo una cruz, el Sagrado Corazón de Jesús y San José con el Niño. Bajo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús se encuentra una mas pequeña de Nuestra Señora de Luján, Patrona de la Argentina, protegida por un cristal y coronada por un baldaquino neoclásico de mármol.

En el extremo derecho del presbiterio se halla el Santísimo Sacramento en un tabernáculo de alabastro y mármol, junto a su correspondiente lámpara y un crucifijo de mediano tamaño a su diestra.

El confesionario de roble en la nave lateral derecha, casi junto a la entrada al templo, con su puerta barroca tallada que constituye una acabada muestra de ebanistería, se destaca también entre los varios atractivos del interior.

Los vitrales de la puerta de entrada al templo representan: el escudo de la familia de San Francisco Javier -donado en memoria de César Augusto Texidor; el símbolo de Ave María Purísima, donado por Clotilde Adelaida Texidor de Fidalgo.

Finalmente, destacamos como detalle original una sólida escalera de madera tipo caracol que une el comienzo del templo con el coro superior.

A %d blogueros les gusta esto: