BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia San Felipe Neri

Esta parroquia es el primer templo del mundo dónde se rindió culto de hiperdulía a la Santísima Virgen María, patrona de las amas, lo siguió mas tarde la parroquia de Villanello, cerca de Roma y las de Calcuta y Ciudad del Cabo.

La imagen que se venera en la parroquia fue realizada por Fernando R. Pugliese, creador del parque temático porteño “Tierra Santa”.  Se trata de un ama de casa que no podría realizar sus tareas coronada, ni mucho menos ataviada con lujosos vestidos o rodeada de pomposos atributos. Ella sostiene con firmeza al hijo apretándolo contra su pecho. La Virgen tiene en su mano un trozo de pan tomado de una hogaza que entre otras lleva en un atado que cuelga de su brazo izquierdo del cual había tomado otro para el niño, el que en poder de este se convierte en hostia consagrada. A sus plantas un canasto con ropa, en apariencia recién acicalada y una jarra con leche, alimento básico para su hijo, completan el conjunto. La imagen fue bendecida por el entonces Papa hoy San Juan Pablo II el   el 6 de mayo de 2002 en Roma.Virgen Maria Mamá de la casa.png

Historia de la Parroquia

La Comisión de Obras Especiales de la Sociedad de San Vicente de Paúl, a cargo Rodolfo Scapino, abrió en Mataderos, a principios del siglo XX, un oratorio, bajo el padronazgo de San Felipe Neri, en una casa de familia arrendada al efecto, cuyo espacio ocupa hoy el despacho parroquial.

Al asumir como obispo de Buenos Aires, el franciscano, Jose Maria Bottaro le propuso al Cabildo Eclesiástico un plan que contemplaba la creación de setenta y cuatro nuevas parroquias.

Esto explica el nacimiento de la parroquia San Felipe Neri, su dependencia inicial del más antiguo templo del barrio, San Vicente de Paúl, y el nombramiento de su futuro primer párroco, Tomás Bertolotto, el 5 de diciembre de 1929, como vicario cooperador de San Vicente de Paúl.

Scapino se dirigió por carta a monseñor Fortunato Devoto pidiéndole explícitamente

….que algún sacerdote celebrara la santa misa…” en el anteriormente nombrado oratorio. Tres días más tarde monseñor Devoto le contestó “…como es mi deber, me he ocupado de hallar una solución al problema de la misa festiva en el oratorio de San Felipe Neri…la falta absoluta de clero me impide proveer…le he pedido a monseñor Copello que insista ante los Hijos de Santa María Inmaculada para que cuanto antes, vengan a hacerse cargo de la Capellanía…

El 26 de enero de 1929 el Padre General, Pbro. Antonio Piccardo, se dirigía telegráficamente desde Génova al padre Bertolotto, cura de O’Brien: “…tengo ofrecimiento para apertura inmediata casa en Buenos Aires…ruégole hable cuanto antes con mons. Copello en Rivadavia 437…”. El incremento vertiginoso de la población de la ciudad, la formación de nuevos barrios y la obligación de cubrir las necesidades pastorales de esos vecindarios queda patentemente demostrada.

Dos meses más tarde le comunicaban por la misma vía la resolución afirmativa del Consejo de la Congregación con respecto a la aceptación de la parroquia.

El 9 de julio de 1929, el padre Tomás Bertollotto primer enviado y delegado en la Argentina de la Congregación de los Hijos de Santa María Inmaculada, con sede en Roma, recibió el oratorio festivo San Felipe Neri y celebró su primera Misa en él e inmediatamente convocó al pueblo a través de un volante distribuido casa por casa, vecimo por vecino y de mano en mano

…El encargado del Oratorio con sede en Andalgalá 2284 hace un caluroso llamado a fieles y al vecindario para aunar esfuerzos y llevar adelante una obra que es de gran necesidad. El oratorio es cada día más pequeño, el pueblo necesita instrucción religiosa (…) se precisa ayuda financiera para levantar cuanto antes una iglesia parroquial y un colegio (…) Las autoridades eclesiásticas esperan la cooperación de todos los hermanos para erigir la nueva parroquia que llevará el título de San Felipe Neri (…) se recibirán con agradecimiento las donaciones de valores y del material necesario para la edificación del templo…

En poco tiempo se presentaban ante la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires  los planos para la construcción del primer templo parroquial.
La planificación incluía una llamada iglesia provisoria de veinte metros por ocho; la sacristía, detrás del altar y separada de por una pared en la que éste se apoyaba, mucho tiempo después se practicaría una abertura con una puerta de madera que comunicará dicho ámbito con el templo; el lugar destinado para el coro, integrado al presbiterio, contapuesto al altar mayor, de madera y heredado del antiguo oratorio.

El nacimiento de la parroquia tuvo lugar el 5 de diciembre de 1929. El 10 de agosto de 1930 se procedió a la solemne bendición e inauguración de la nueva iglesia parroquial, acto que estuvo a cargo del Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, monseñor doctor Santiago Luis Copello.cristo san felipe neri

Su altar mayor esta revestido de madera, tuvo varios cambios en este siglo. Originalmente había un cuadro del San Felipe Neri con la Virgen rodeado de niños. Luego, alrededor de 2009 se lo quitó para poner en uno de los laterales y se colocó el Cristo Crucificado. En 2016 se le agregó los elementos de la Santa Misa.

Las ornacillas laterales tenían la imagen de la Inmaculada y del Santo. Mas tarde la imagen de Felipe Neri se corrió a una pared lateral y se colocó la de San Jose

Quién era San Felipe Neri

Felipe nació en 1515. Su padre era notario abogado, con aficiones de alquimista: la primera enseñanza la recibió con los Dominicos. De Florencia su ciudad natal, fue a Roma, donde estudió filosofía. Gustaba de las humanidades y escribía poesías. Llegó a dominar el latín y compuso elegías en esa lengua. Al cumplir 30 años regaló sus libros, quemó sus poesías e ingresó en el seminario. A medida que aumentaba en edad, crecía en él la caridad. Visitó hospitales y en ellos trasmitió la fe y la paciencia a los desventurados.

Después se lo ve rodeado de jóvenes. Los busca en los ambientes más pobres. Los hospeda y alimenta. A través de la música, que les enseña, ellos se sienten trasformados: Los hace cantar y los dirige en representaciones teatrales.

Termina su preparación sacerdotal y es ordenado en 1551. “El sembrador de alegría”. Alimenta, guía, fortifica. Es el director espiritual de sus fieles, bucea en el alma de sus hermanos con el gran amor que siente por la doctrina. Hombres jóvenes y con frecuencia los padres y parientes de esos muchachos, llegan desde lejos, en busca del maestro Felipe Neri.

Siguen llegando discípulos. ¿Dónde reunirlos? Resuelve entonces fundar el instituto del Oratorio, cuyo único vínculo debía ser la caridad. Se trataba de intensificar la piedad en el pueblo mediante reuniones en la que se le suministraba instrucción religiosa.
Las diversas casas eran independientes. En cada una, sacerdotes seculares y sin voto, reconocían la autoridad de un jefe elegido, cuyas funciones duraban tres meses. La congregación del Oratorio fue fundada en 1757 y confirmada por el Papa Gregorio XIII. Felipe Neri alcanzó dilatada fama como confesor; en esta función fue muy solicitado. Fue confesor de San Ignacio de Loyola y amigo del cardenal Boronio, el autor de los Anales eclesiásticos.

Empleó toda su vida en bien del prójimo. Los afligidos fueron por él consolados; aconsejó a los que dudaban, levantó a los caídos y convirtió a los herejes, entre ellos el celebre Paleólogo.

Felipe murió el 26 de mayo de 1795. Su sepulcro se halla en Roma, en la iglesia de los trinitarios, una de cuyas cofradías, dedicada a socorrer a enfermos y peregrinos, él había colaborado a fundar.

La nota principal de San Felipe Neri fue la alegría; se lo ha llamado el más alegre de los santos. Restauró la practica de la comunión frecuente y es uno de los santos protectores de la ciudad de Roma.

A %d blogueros les gusta esto: