Parroquia San Enrique

La parroquia San Enrique abrió sus puertas el 13 de septiembre de 1959. Sin embargo la idea de construirla entre las parroquias Las Nieves y Luján de los Patriotas surgió al inicio de la década de 1950.

El por entonces padre Tripodi, cura De las Nieves, comenzó a buscar un espacio que albergara la fe entre los vecinos. Una vez que dió con el lugar, comenzó junto a la feligresia a recaudar el dinero para comprar el inmueble. Recuerdan que un domingo llovía muchísimo pero la fe era más fuerte, entonces la misa se ofrendó en la casa particular de la familia Pires Laranjeira, enfrente de la actual sede.

Al inaugurarse el templo estaba construido de chapas de cinc. En ese lugar se ofició la Misa de Gallo a cargo del Padre Jorge Sabbione. Dos años despues a instancias de las Hermanas Auxiliares Parroquiales comenzó a funcionar un jardín de infantes con 63 chicos.

A partir del año 1965, instancia de la familia Navarro Viola se comenzó la construcción de la actual parroquia, en Memoria de Enrique Navarro Viola y María Francisca Ayanargaray de Navarro Viola, por los arquitectos Roberto Virasoro, Alcides Samonta y María del Carmen Urdiain.

El templo actual

El templo actual, bendecido en 1978, se construyó en memoria de Enrique Navarro Viola y de su esposa María Francisca Ayanargaray de Navarro Viola. El moderno diseño del templo es obra de los arquitectos Roberto Virasoro, Alcides Samonta y María del Carmen Urdiain. Está conformado por cuatro secciones de cilindro que se superponen entre sí y convergen en un punto de donde emerge la cruz. Visto desde arriba da la sensación de ser una carpa, similar al santuario de Ceferino Namuncurá en Chimpay, Rio Negro.

En cada pared curva lateral se diseñaron vitrales que simbolizan las llamas del Espíritu Santo. El original vía crucis fue diseñado por la artista plástica Alicia de Noailles. Cada estación responde a una figura geométrica que la enmarca y en la última está plasmada la doble imagen de Jesús sepultado y resucitado.

En el altar se encuentran las imágenes de San Enrique y su esposa Santa Cunegunda. Es muy pequeña en algunas celebraciones la feligresia participa de las mismas desde el atrio.

Durante el gobierno pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, participó regularmente en esta parroquia de Liniers de la celebración de la Pasión el Viernes Santo.

San Enrique, emperador

San Enrique y su esposa Santa Cunegunda fueron emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico coronados por el papa Benedicto VIII hacia el año 1014, excelentes gobernantes amados por su pueblo. Se caracterizaron por su profunda espiritualidad y servicio humilde.

Fundaron la diócesis de Bamberg (Alemania) además de monasterios y conventos por toda la región. Por eso las imágenes los representan con una Iglesia en sus manos. Extendieron la fe cristiana, reformaron las costumbres de sus súbditos y defendieron al papa en distintas situaciones de peligro. Son protectores de las familias y de los gobernantes