Parroquia Nuestra Señora de Luján Santuario Porteño

Podemos remontar el nacimiento de Nuestra Señora de Luján Santuario Porteño a principios del siglo XX. Cuando  los actuales barrios: Parque Avellaneda, Flores y Floresta se los agrupaba en uno solo, conocido con la denominación de Vélez Sársfield Sur.

Los pobladores lo constituían familias de inmigrantes. Ellos se enfrentaban con una dificultad, no había ninguna parroquia en el lugar. Las más cercanas eran San José de Flores y Nuestra Señora de la Candelaria. Con un contexto de calles de tierra, en los días de lluvia las dificultades eran mayúsculas. Tanto para oír misa como para participar de las prácticas religiosas.

El 1° de abril de 1927 el arzobispado compra una casa en Remedios 3345. Dos meses después el Padre Juan María Planche, de la Orden del Santísimo Sacramento, se hace cargo de las actividades de la nueva capilla. El 1° de abril de 1928 se eleva a viceparroquia. Se nombra rector de la capilla al Pbro. Ignacio S. Ratto. Al ser erigida como parroquia Ratto fue su primer párroco.

El Nuevo Templo

El templo es de estilo colonial. Su exterior recuerda las líneas del antiguo Santuario Nacional de Luján. El interior, en cambio, tiene piezas de San Nicolás de Bari. Las que se obtuvieron cuando se demolió en su antiguo emplazamiento de Carlos Pellegrini y Corrientes.

altarLa imagen de la Virgen de Luján, que se encuentra en un camarín giratorio, se trasladó desde esa iglesia. Se hizo con una procesión. Para emular la gesta del Luján se utilizó una carreta tirada por tres yuntas de bueyes. Lla misma era propiedad de un tropero de La Matanza, de nombre Antonio Spirito.

Detrás de la carreta venían varios gauchos montados y luego toda la feligresía a pie. Salieron de Corrientes y Carlos Pellegrini a las nueve de la mañana y llegaron a Francisco Bilbao y Portela a las cuatro de la tarde.En el  último tramo, lo hicieron bajo una persistente lluvia. Como el templo estaba en construcción, la imagen de la Virgen se colocó en un nicho de bronce. El mismo que ocupaba la imagen de la Pura y Limpia Concepción, en su primitivo templo del año 1763 en la Villa de Luján.

La bendición del templo estuvo a cargo del entonces arzobispo de Buenos Aires, Mons. Santiago L. Copello, el 7 de septiembre de 1935.

fachada con cupulas

Características

Es una construcción de color blanca termina en un campanario con tejas rojas que contrasta con las mayólicas.

El Templo, que fue reformado según las normas del Concilio Vaticano II, mantiene una belleza que invita a la oración. Los vitrales magníficos son un verdadero libro que destaca la figura de los santos, aquellos que se distinguieron “por su entrega y servicio a lo largo de la historia de la Iglesia”. El órgano de tubos, es también una joya que brilla al ser ejecutado en las celebraciones.

A principios de 2017 la Virgen que fue bajada, desde el frente de la parroquia, para la remodelación de la misma. Hacía más de 80 años que allí estaba. La parroquia convoco a los feligreses a acercarse a ella y tocarla ya que es historia viva y cercana del templo y de la comunidad.

Curiosidades

La actual edificación alberga el portal colonial del primer templo levantado en la Villa de Luján en 1763. La imagen de la Virgen que está en el altar del vestíbulo derecho, es la que se veneraba en el oratorio de la calle Remedios.

En tanto la imagen de Nuestra Señora de Sumampa, del vestíbulo izquierdo, es una réplica de N.S.de la Consolación que viajaba en el otro “cajoncito”.

Otra característica digna de conocer es que posee una ventana con rejas traidas desde Luján. Que también eran parte del antiguo santuario. Se estima su antigüedad en 250 años.

A %d blogueros les gusta esto: