La Castrense – Parroquia Nuestra Señora de Lujan

La castrense se construyó con los planos del arquitecto Juan Beckeert. Realizador, también, de la Basílica del Espíritu Santo. La marquesa pontificia, María Adelia Harilaos de Olmos donó el dinero para su construcción. El entonces Ministerio de Guerra cedió los terrenos sobre la avenida Cabildo 425.

La Iglesia, de estilo neorománico, se bendijo en octubre de 1930. La ceremonia estuvo a cargo del arzobispo José María Bottaro. El general José Félix Uriburu, su esposa, Aurelia Madero y el ministro de guerra General Francisco Medina fueron los padrinos.

Pese a tener una presencia especialmente castrense, las puertas del templo están abiertas a todos. El edificio, se reformó a fines del siglo pasado según las normas del Concilio Vaticano II. Sobre el pórtico un mural de venecitas impacta al visitante. Allí está representada la Virgen de Luján. A quien la acompañan dos ángeles, que le ofrecen la bandera argentina, un sable y una rama de laureles. La obra está realizada por casi 1.000 piezas colocadas a mano.

benecitas sobre la entrdad

Llama la atención el pantocrátor del frontis delante del Rosetón. Un trabajo único con Jesús recibiendo a los visitantes. El campanario se presenta en tres módulos verticales. En el primero se exterioriza un vitral, mientras que el segundo exhibe una ventana. A cuyos lados están adosadas dos estatuas de material -con figuras religiosas. Sigue luego el sector de las campanas. En cuya parte superior vemos el reloj de origen alemán. Todo culmina en una punta con cuatro pináculos rodeándola y una cruz de hierro final.

Las campanas, estuvieron sin funcionar muchos años. Recomenzando su uso primero en forma manual (con sogas) a partir de 2013, y luego, de manera automática en 2015.

En los vitrales interiores se destacan la figura de los santos pertenecientes al ámbito castrense. Fundamentalmente aquellos que se distinguieron “por su entrega y servicio a lo largo de la historia de la Iglesia”. En el acceso principal se encuentran vitrales con las imágenes de French, Belgrano, San Martín y Pueyrredón.  Todas esas obras se realizaron en un taller de Innsbruck, Austria.

Castrense

castrense organo

Sobre el actual altar de la misa pende la cruz que ha hecho característica San Francisco de Asís.

El órgano

El coro está limitado por una baranda con nueve aberturas. Sobresalen en él tanto el rosetón que da sobre la fachada del templo, como su órgano. El instrumento es una joya que brilla al ser ejecutado en las celebraciones. Construido en 1930 por la firma Steinmeyer de Alemania. Su sistema original era tubular-neumático.  Restaurado en 1996 por Carlos Amadini y Juan Weinhold, adaptándolo al sistema electro-neumático con consola electrónica.

En la Argentina fueron instalados cuatro órganos de esta marca. De los cuales tres están en la Ciudad. Uno en este templo. Otro en la iglesia María Inmaculada de la Avenida Córdoba y Gallo. El tercero en la Basílica de Nuestra Señora del Socorro. El restante se encuentra en la parroquia San Juan Evangelista de Rosario.