Parroquia Nuestra Señora de la Salud

La historia de la Parroquia Nuestra Señora de la Salud se remonta a la llegada de su imagen realizada por un escultor de Nápoles. Copia fiel de la que se venera hoy en Santuario della Madonna della Salute en Venecia, Italia. En 1927, el arzobispado compró siete lotes en la calle Marcos Sastre e impulsó la construcción de un oratorio y un salón sencillo.

El primer sacerdote de Nuestra Señora de la Salud fue el presbítero Antonio Roselli, quien una vez designado, se abocó a trabajar en el crecimiento de la parroquia. Asistía los domingos y días festivos para celebrar la misa. Con dedicación, fundó algunos grupos como las Hijas de María, el Apostolado de la Oración y los Vicentinos, para concientizar al barrio de entonces y realizar entre todos una misión en la que lograron juntar más de 300 firmas para solicitar que la capilla sea erigida en parroquia, lo que sucedió en diciembre de 1932.

señora de la salud nave principal vista desde el coro
Nave Principal del Templo

Descripción del templo de Nuestra Señora de la Salud

El templo en su exterior es de ladrillo cara vista. Los muros laterales de la poseen aberturas altas que permiten una buena entrada de luz al interior de la nave. El remate del frontis es de estilo clásico. Arriba, a la derecha del pórtico un sobre relieve de Nuestra Señora de la Salud nos recibe. El atrio esta elevado tres escalones del piso.

El interior impresiona por su altura. El techo de la única nave de estilo románico es una bóveda de medio cañón con arcos de refuerzo en concreto. Termina con un amplio ábside, sobre su techo abovedado las letras griegas Alfa y Omega a ambos lados el ojo que todo lo ve .

Debajo sobre una pedana la imagen de Nuestra Señora de la Salud. Su fiesta se celebra los 16 de noviembre con una procesión por el barrio. También, los 16 de cada mes se realizan misas para los enfermos.

Un recuerdo especial

En el recuerdo de la comunidad aún persiste la figura del presbítero Julio Meinvielle, quien llegó como párroco el 19 de marzo de 1933, fiesta de san José. Su tarea ayudó a crear grupos de trabajo y diversas instituciones parroquiales en beneficio de los jóvenes del barrio, la Acción Católica Argentina (ACA), la Juventud Obrera Católica (JOC), Legión de María y el Grupo Scout que fue el primero de la futura USCA (Unión de Scouts Católicos Argentinos). El 12 de abril de 1947 se colocó la piedra fundamental del templo parroquial. También por su gestión se lograron granes beneficios para el barrio.

A %d blogueros les gusta esto: