BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Nuestra Señora de Itatí

En el barrio de Almagro existe esta parroquia erigida por el Cardenal Aramburu el 5 de octubre de 1979. Es la sede de la gran basílica de Corrientes en Buenos Aires. El templo se encuentra en la que fuera sede de la Federación Porteña de la Juventud Obrera Católica Femenina . Por su titular, la Virgen de Itatí, concurren, además de la feligresía de la jurisdicción propia, devotos de las provincias litoraleñas residentes en la Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Los días 16 de julio son las fiestas patronales y se acercan todos aquellos devotos que no pueden viajar a Corrientes. En la pared externa del templo hay una imagen de la Virgen detrás de un vidrio. En febrero de 2017 fue robada por desconocidos que la sacaron de la ermita donde se encontraba.

Historia de la Virgen

La imagen de la Virgen fue ingresada a tierras correntinas por los primeros Jesuitas que llegaron allí para comenzar su obra evangelizadora. En 1615 un grupo de guaraníes que estaban en desacuerdo con esa acción decidieron robarla. Los sacerdotes armaron grupos de busqueda. La imagen fue encontrada en el río Paraná, sobre una piedra rodeada de una luz muy brillante y una música que provenía del cielo. Los aborigenes llevaron la imagen ante el padre franciscano Fray Luis de Bolaños, quien decidió llevarla a la capilla de Yaguarí.  Sin embargo, la Virgen desapareció una vez más, para espanto y desconsuelo de todos los devotos. Nuevamente fue encontrada en el mismo lugar, sobre la misma piedra. Bolaños se dio cuenta que la voluntad de la imagen era quedarse allí, a pasitos del Paraná, y no en Yaguarí. Itatí viene de la lengua guaraní “ita”, roca, y “tí “, blanca, o sea, “piedra blanca”, por los yacimientos de cal que estaban junto al arroyo Caleria.

Su rostro es bellísimo, y su pelo era negro. Sorprende su tamaño, porque es más alta de lo común (mide 1,26 metros). Esta compuesta por dos maderas distintas: el cuerpo es de timbó, una madera del nuevo mundo que los indígenas conocían muy bien, y el rostro de nogal, una madera que sólo existía en Europa. Esta imagen nos muestra a la Virgen María, de piel un tanto morena, de pie sobre una media luna, con las manos juntas sosteniendo un rosario. Viste un manto azul y cubre su cabeza una túnica blanca.

El 16 de julio de 1900, la imagen fue solemnemente coronada por voluntad del Papa León XIII. Fue entronizada con el nombre de Reina del Paraná y Reina del Amor. El 3 de febrero de 1910, el Papa Pío X creó la diócesis de Corrientes, y el 23 de Abril de 1918, la Virgen de Itatí fue proclamada su patrona y protectora de esa provincia.

 

A %d blogueros les gusta esto: