Parroquia Madre de Dios

La parroquia se erigió con la denominación latina Mater Dei. Y está directamente relacionada con el ingreso de los Oblatos de María Inmaculada a nuestra ciudad.

La jurisdicción parroquial pertenecía, al tiempo de su erección, a la parroquia del Niño Jesús. Al templo, sito en Av. Escalada 2350, lo proyectaron los ingenieros Leonardo Gugliada y Alberto Lucarno. Se edificó en dos etapas, la primera de 1941 al 45. La otra de 1953 al 57, cuando se concluyó el resto de la edificación. Igual lapso abarcó la elevación de las dependencias parroquiales. 

Arquitectónicamente, se puede decir, que tiene la sencillez del lugar donde se encuentra. El frontis es blanco y despejadado. Posee un pórtico central y dos laterales que tiene sendas aberturas en forma de cruz arriba de ellos. El nártex está pintado de blanco como el interior del templo, a excepción de las molduras del cielorraso, de tonalidad amarilla. En 2015, con motivo del 80 aniversario del templo, se realizaron importantes obras de restauración.

El edificio es de planta de cruz latina, con una nave principal y dos laterales que culminan en el transepto. La iluminación interior está dada por vitrales ubicados en las paredes laterales. Todos los realizó el artesano catalán Antonio Estruch, llegado al país en 1910. En la nave izquierda encontramos una placa de mármol que cubre el muro. Detrás de ella descansan  algunos de los distintos misioneros oblatos que fallecieron en el país durante el período en que la Congregación condujo la parroquia. En la placa se lee:

“Yo soy la resurrección y la vida. Aquí esperan la resurrección los Misioneros Oblatos de María Inmaculada que evangelizaron en estas tierras”

A la izquierda del transepto, debajo del vitral más grandes del templo hay madre una imágen de San José con el Niño.

La cúpula de ábside tiene un fresco, de data reciente, donde se representa a Jesús Crucificado encomendando a San Juan Evangelista el cuidado de su Madre. El mismo lo realizó un artista plástico del barrio. madre

La Embajada de Bolivia donó una imagen procesional de su patrona, Nuestra Señora de Copacabana. Venerada por esta colectividad, muy numerosa en el barrio. Pasa lo mismo con Santiago Apóstol. Hay que recordar que los misioneros de las órdenes religiosas españolas, al evangelizar el Alto Perú, dedicaron muchos de sus templos al Apóstol Santiago. Esto influyó en la intensa devoción que se propagó por él en la comunidad boliviana.

El techo es casetonado en toda su extensión. La totalidad de los huecos rectaángulares que lo integran están cubiertos con placas de madera. Hay quince de ellas en el trayecto de la nave central.  Todas fueron instaladas con el objeto de mejorar la acústica del lugar.

Centro Barrial Casa de María

El centro barrial “Casa de María” está ubicado en frente a la Parroquia a 400 metros de Avenida Luis Dellepiane. El mismo se crea porque en 5 cuadras a la redonda están los barrios Copello, Nágera, Samoré y Cildañez. Con buena parte de su población vulnerable socialmente. El padre Martin Carrozza , a cargo de la parroquia, nos dijo en 2017:

“nos encontramos infinidad de veces ante, en palabras del Papa Francisco, hijos huérfanos de padres vivos. De esta manera sencilla, en torno a una mesa, la comida, el diálogo y la presencia de adultos significativos, sacerdotes, docentes, matrimonios de la comunidad parroquial, tratamos de responder a este diagnóstico tan palpable en las vidas de adolescentes y jóvenes de nuestro barrio”.