La Inmaculada Concepción de Devoto, aunque no era parroquia, la capilla del Seminario fue un centro evangelizador de toda la zona. Al erigirse la parroquia de San Antonio en 1928, se instaló su sede en la iglesia del Seminario. El territorio de la actual parroquia se tomó de San Antonio. En menor proporción, de Jesús de la Buena Esperanza y de Soledad de María.

El templo parroquial es la antigua iglesia del Seminario Metropolitano. Las obras de construcción comenzaron el 15 de agosto de 1898. Terminaron un año después, gracias a Mercedes Castellanos de Anchorena. Lo costeó en memoria de su hijo Nicolás Anchorena, fallecido en Argel a los 23 años.

Lo consagró Monseñor Uladislao Castellano, el 6 de diciembre de 1899. La obra la dirigió el Ingeniero Pedro Benoit. Es uno de los doce templos de la ciudad que poseen arquitectura propia y estilo.

Entre sus imágenes hay algunas muy valiosas, como la Inmaculada Concepción (talla de Flotats, Barcelona 1899), y un San José, del mismo autor; las imágenes de San Francisco Javier y de San Juan María Vianney, que fueron traídas por iniciativa de Mons. Espinosa, son las primeras llegadas a América antes de su canonización en 1919.

La imagen de Nuestra Señora de la Dulce Espera es copia de la existente en Santiago de Compostela del siglo XI

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: