Parroquia del Buen Pastor en Caballito

A pesar de que su oratorio es el más antiguo del barrio, la Parroquia Buen Pastor, es la más joven de Caballito. Cuando comenzó a edificarse el templo, la calle se llamaba San Eduardo (este nombre se debe a que el primitivo propietario de los terrenos por donde se trazó esta calle, Eduardo Esteves, al cederlos para su apertura propuso que así se denominara).

La Hermanasparroquia-buen-pastor del Buen Pastor, orden fundada por Santa María Eufrasia Pelletier, recibió aprobación pontificia el 16 de enero de 1835. La santa francesa se había inspirado en la obra de Nuestra Señora del Refugio. Una congregación fundada por San Juan Eudes. Que era para albergar jovencitas sin techo que corrían el riesgo de ser explotadas.

Siendo que la Madre María de San Agustín fundó la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor en la Argentina, en abril de 1886, se resolvió recomenzar con los trabajos que dieron lugar al monasterio y a la capilla consagrada al Sagrado Corazón de Jesús el 12 de Octubre de 1904. Diez años después de haber sido colocada y bendecida la piedra fundamental. Fue bendecida por el arzobispo de Buenos Aires, Mariano Espinosa, el 3 de Diciembre de 1907.

Casi 90 años después las Hermanas ceden la capilla, a la Diócesis para que sea convertida en el templo de la nueva Parroquia del Buen Pastor. El Padre Omar Di Mario fue su primer párroco. El colocó en la mano de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que está en lo alto del muro detrás del altar, el Cayado del Buen Pastor. También hizo un segundo altar donde era el Coro. Y reinstaló el sagrario original que estaba sobre el altar principal. También hizo construir el ambón en un estilo similar al principal. El Arzobispado de Buenos Aires la erigió recién el 24 de Marzo de 1996.

Con el correr de los años – de 1960 en adelante- el noviciado se convierte en Casa de Retiros Espirituales. La parte frente a portería que daba a la calle, destinada a Menores de Buena Conducta que quisieran estudiar afuera, se convierte en un Pensionado. Es la actual Residencia Universitaria Buen Pastor (RU-BP).

Arquitectura

La iglesia fue diseñada en estilo neo-románico. Se destacan las dos pequeñas torres. El rosetón en blanco y la estatua del Buen Pastor con el cordero sobre los hombros.

jardines del convento del buen pastorEl templo y el convento fueron proyectados por el arquitecto Enrique Merry. Los construyó por el Ingeniero Rómulo Ayerza. El interior, que originariamente fue de nave única, es también de tipo románico. Con crucero y presbiterio formando una cruz griega. Cuenta con 30 vitrales con los nombres grabados de sus donantes. Y tres rosetones representando a la Santísima Trinidad, a la venerable fundadora de la orden (María Eufrasia Pelletier) y a San Juan  Eudes (propagador de la Orden en el siglo XV). Los obsequió la Congregación para la inauguración del templo. En el año 1998 el Padre Di Mario le encargo al arquitecto Rafael Iglesias una remodelación  a los costados de la nave central en el acceso principal. Consistente en la construcción de dos pequeñas naves laterales.

Un crucifijo de madera pende sobre el presbiterio. Con cortinas blancas sobre las que se eleva una balaustrada y una serie de arcos por encima. Se aprecia también la mesa del sacrificio. Que está sostenida por ocho pilares románicos de mármol rojizo sobre sus correspondientes basamentos de mármol blanco. La pila bautismal esta en el extremo izquierdo.

En la primera columna del presbiterio existen dos placas de mármol en recuerdo de dos benefactoras del templo: Isabel Armstrong de Elortondo y Teodelina Fernández de Alvear, las que ostentan la fecha de la inauguración.

buen-pastor-altarDetrás del altar mayor se encuentra la lápida que cubre los restos de la Madre María San Agustín de Jesús. Quien fuera fundadora de las casas iniciales de la Congregación del Buen Pastor en América del Sur. Ella falleció en 1928 en el Convento de la Arden, vecino al templo y del cual éste fue su oratorio.

Murales

mural altar buenpastorEl mural de vibrantes colores está ubicado sobre el altar mayor, resaltado por el color blanco de las paredes y la cúpula del ábside es obra del artista Gerardo Cianciolo. Está ejecutado con pintura acrílica. El conjunto contiene la figura de numerosas personas de diferentes etnias americanas. Las que estan realizando trabajos cotidianos relacionados con la agricultura y la ganadería. En el centro se instala la sombra proyectada de la imagen del Buen Pastor. Se encuentra por delante del mismo, integrándose a la escena. Marca buen-pastor-carpitael camino hacia el altar. A ambos lados de la nave, sobre los frontones de los arcos divisorios de las naves, hayr otros 12 murales de diferentes tamaños. Son los que representan el “Vía Crucis”, pintados por Marcelo Carpita, también en el año 2000.

Altares

Desde el mural del altar central, con la ya citada imágen del Buen Pastor adelante. Tomando hacia la nave derecha tenemos el altar de Santa María Eugenia Pelletier y San Juan Eudes, quienes rodean a Cristo crucificado.

Continúa la imagen de Nuestra Señora de Luján. Dos confesionarios seguidos en habitaciones pequeñas cerradas con puertas de vidrio. A la entrada del templo, y en el mismo lado, una impactante imagen del Buen Pastor, quien nos acompaña con la mirada.

En la nave izquierda, y en el extremo del crucero, un Calvario. Y en su inicio, otras dos imágenes: San Antonio y María Santísima del Monte Pollino. Por la nave izquierda, las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús. Nuestra Señora de San Nicolás y Santa Teresita del Niño Jesús. La del Niño Jesús de Praga completa el sector, el que culmina con un cuadro evocativo de la Vírgen que Desata los Nudos.