Oraciones milagrosas para lograr una mejor calidad de vida

En estos tiempos que vivimos importante aferrarse a la fe, en ella encontraremos muchas oraciones milagrosas para estar mejor. Haz clic aquí para conocer dos de ellas.

San Cristóbal, el protector

San Cristóbal, patrono de los transportistas  y oraciones milagrosas

La historia de San Cristóbal y su Medalla es una parte cautivadora del evangelio cristiano. Según la leyenda, el nombre de pila de Cristóbal era Reprobus y se cuenta que sirvió al rey de Canaán. Cierto día vio que el rey temía al diablo. Al enterarse de esto, decidió salir a buscarlo. Se encontró con alguien que se declaró el diablo y Reprobus decidió servirlo. Sin embargo, cuando vio a su nuevo maestro evitar una cruz en el camino, supo que el diablo temía a Cristo. Dejó el servicio del diablo y emprendió un viaje para encontrar a Cristo.

Se encontró con un ermitaño que lo instruyó sobre la fe cristiana. El ermitaño le dijo a Reprobus que para servir a Jesús podría usar su fuerza para ayudar a los viajeros a cruzar un río peligroso. 

Un día llegó un niño para ser llevado a través del río. San Cristóbal lo tomó sobre sus hombros, pero cuando cruzó el río, el niño se hizo más pesado hasta que Reprobus temió que se caería y que ambos se ahogarían.

Cuando le preguntó al niño por qué estaba tan pesado, el niño reveló que era Jesucristo y respondió que estaba pesado con el peso de los pecados del mundo. Sin renunciar, siguió adelante con considerable dificultad y cruzó el río con el niño Cristo sobre sus hombros. Luego, Cristo bautizó a Reprobus en el río y le dio su nombre de pila que, Cristóbal que significa «portador de Cristo».

La medalla de San Cristóbal representa a un hombre barbudo de mediana edad. Sobre sus hombros se sienta un niño que representa a Cristo, y en su mano hay un bastón. La inscripción «Svts. Christophorvs Protector Noster», que significa «San Cristóbal Nuestro Protector» rodea el medallón.

San Alejo: «aléjame de los peligros»

San Alejo Oraciones milagrosas

La  oración para alejar personas negativas  de San Alejo se hace cuando necesitamos poner algo de distancia entre nosotros y otra persona. Una oración que nos llena de fuerza y ​​nos da una sensación de desapego de aquellos que no nos hacen bien o que transmiten energías negativas.

El culto en honor a San Alejo comenzó en Siria y luego avanzó a otras áreas que incluían el Imperio Romano. La historia realta que, mucho antes de que llegara el siglo VIII, un santo conocido como San Bonifacio tenía una iglesia en Roma dedicada a él.

En el año 972, el entonces Papa Benedicto VII trasladó su iglesia. Luego construyó un lugar para los monjes latinos y griegos que rápidamente ganaron fama a medida que los reclusos llevaban una vida austera. El nombre de San Alexis se agregó luego al de san Benito y el nombre del monasterio en la actualidad es Santi Bonifacio e Alessio.

Luego, se ha demostrado sin lugar a dudas que, la veneración de San Alejo fue llevada a Roma por Sergio y los monjes que residían en el monasterio. Esta leyenda destaca aún más que, el santo oriental adquirió fama en toda la ciudad. El reclamo sostiene que la iglesia fue construida en la casa del mendigo romano en Edesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: