Capilla Santa Bernardita

En la calle Zapiola 3181, en el límite de Nuñez con Coghlan, se encuentra la Capilla Santa Bernardita.

En la década el 1970 los Padres Trinitarios usaron las instalaciones del Club Mariano Moreno para oficiar misa los domingos. Esto desnudó la necesidad de contar con un lugar para contener la feligresía que no poseía en la zona un templo. Por ese motivo el párroco de Nuestra Señora de Lourdes decide que se debía edificar una capilla en cercanías de ese lugar ya que la parroquia mas cercana estaba a 12 cuadras.

En la Avenida Balbín (del Tejar en ese entonces) y Quesada se forma una plazoleta triangular cuyo otro lado es Conde. Allí había una imagen de la Nuestra Señora de Schoenstatt, durante varias días, el sacerdote concurrió a pedirle a la Virgen que interceda con un milagro. Se necesitaba conseguir un inmueble para erigir la parroquia, y el dinero para hacerlo.

A finales de la década de 1977 se cambió la imagen por la de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. Comenzaron a rezar en la placita el Santo Rosario. Después de un tiempo se suspendieron las misas en el club Moreno para hacerlas en la casa de una vecina de apellido Casanuovo. También allí se comenzó a rezarse la Novena a Nuestra Señora de Lourdes y se comenzaron a dar clases de catequesis.

La Capilla Santa Bernardita

capilla santa bernardita interior
Interior de la Capilla Santa Teresita con las reformas introducidas con motivo de su vigésimo aniversario

Comenzaba el año 1998 y los fondos recaudados por la feligresía eran los suficientes para concretar el deseo de levantar la Capilla Santa Bernardita. El entonces Arzobispo de Buenos Aires Hector Rubén Aguer entregó a los vecinos un cuadro de Santa Bernardita y les sugirió erigirla bajo esa advocación. Luego de mucho pedir los rezos del barrio fueron escuchados y en septiembre de 1998 se celebró la primera Misa oficiada por el Padre José Vallarino.

En la inauguración de la Capilla Santa Bernardita estuvieron presentes los párrocos de Nuestra Señora de Lourdes y de la Santísima Trinidad. Con el tiempo se realizaron reformas en el inmueble, una vieja casona, como amueblar el salón oratorio y la adaptación del lugar para las clases de catequesis.