BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santo Cristo

La parroquia tuvo su origen en la realización de misiones bajo carpa encabezadas por el Padre Fabián Alsina, recordado párroco del “Niño Jesús”, comenzadas el 20 de septiembre de 1931 y cuya duración fue de cinco años.

La erección canónica tuvo lugar mediante auto de fecha 25 de julio de 1934 suscrito por Monseñor Santiago Copello, cuyo escudo ostenta la parte derecha superior del frente del templo. Su construcción estuvo a cargo del Arquitecto Carlos Massa, profesional preferido del entonces Arzobispo de Buenos Aires.

El 18 de abril de 1936 dicho prelado inaugura el templo. Días antes había llegado desde la parroquia Niño Jesús, traída en procesión, la imagen de Jesús Crucificado que hasta hoy se encuentra en el altar mayor de la iglesia.

El 16 de julio de 1939, luego de tres años al frente de la parroquia se retira su primer titular y la atención de la misma pasa a los padres neerlandeses de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús (dehonianos). Éstos habían llegado al país el año anterior, ejerciendo su primera misión en la provincia de Tucumán, siéndoles ofrecido hacerse cargo de Santo Cristo por el Cardenal Copello, quien hacía todo lo posible para proveer los barrios alejados de Buenos Aires de sacerdotes e iglesias.- Posteriormente, el 29 de abril de 1956 los padres neerlandeses delegaron la atención de la parroquia en sacerdotes italianos de la misma congregación.

El templo es neorrománico y consta de tres naves. Contiene seis altares de mármol; dos de ellos en cada una de las naves laterales y los otros dos a cada lado del presbiterio. Su detalle, desde la entrada del templo, es el siguiente: en la nave izquierda hallamos el altar de Santa Teresita (flanqueada por San Francisco Javier y San Francisco Solano), seguido por el altar de Nuestra Señora de Luján (rodeada por San Antonio de Padua y San Francisco de Asís), y, en el costado del presbiterio, el altar del Sagrado Corazón de Jesús.

En la nave derecha encontramos el altar de San Cayetano -flanqueado por San Pantaleón y el altar de San Juan María Vianney (rodeado por Santa Rita y San José); en el costado correspondiente del presbiterio se halla el altar de la Vírgen de la Luz.

La iglesia contiene 15 destacados vitrales en su ábside, en tres filas de cinco unidades superpuestas, representando cada fila los cinco misterios del rosario en su anterior composición (gloriosos, dolorosas y gozosos).- Hay, además, otros seis vitrales en la parte alta de cada nave (tres de cada lado), representando a los cuatro evangelistas mas San Pedro y San Pablo.

En el templo hay un altar muy especial, el de la Virgen de la Luz, patrona de los electricistas y los plomeros. En 1949 llegaron desde Génova, dos hermanas que traían dos imágenes de la Virgen de la Luz. Una de esas imágenes es la que se usa en la procesiones y fue tomada como modelo para hacer la que se entronizó en la parroquia.

A %d blogueros les gusta esto: