BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santísima Cruz

La piedra fundamental fue bendecida por Monseñor Santiago L. Copello y el templo se construyó en conmemoración del XIX centenario de la Redención. El Jubileo de la Redención es un jubileo extraordinario convocado para conmemorar el aniversario de la Resurrección de Jesús. En 1933, lo convocó y celebró el papa Pío XI.

Tal como reza una placa en el interior del templo, se construyó con los aportes de Maria Elena Basavilbaso en memoria de su esposo Arturo Figueroa Salas (un acaudalado estanciero y filántropo que, con su estancia Los Álamos, dio origen a la ciudad de Baradero en la provincia de Buenos Aires). El arquitecto elegido fue Carlos Massa, que ofrece, en este templo, las características tipológicas propias de sus obras y que marcan su sello de autor, como también lo estampa Copello con su escudo, en este caso sobre el pórtico de acceso.

La apariencia sólida del muro, de esta y varias de las iglesias construidas por Massa, no respondían a una necesidad estructural edilicia sino a un mensaje de tipo simbólico vinculado a la fortaleza de la institución. Por otra parte el hecho de haber sido adoptado el románico lombardo en pleno siglo XX tiene un especial significado en la cosmovisión del Cardenal Copello en el debate ideológico de su época. Sólo una iglesia militante y disciplinada podía enfrentar y resistir un contexto de creciente secularización social.

A este patrón arquitéctonico corresponde su campanario que sigue siendo de seis niveles como en la iglesia rural del valle de Taüll del siglo XI (templo situado en Lérida España y tomado por Massa como referencia de muchas de sus obras) pero que aquí crece en altura respecto a las primeras iglesias construidas por Massa. Del neorrománico tardío ofrece su fachada que expresa la nave principal del templo.

Del grupo de campanario central el nártex que sobresale a manera de porche al exterior.  Los cuerpos horizontales de la torre, están articulados con pequeñas línea de arquerías. En cada uno de ellos se abre una composición de uno o varios huecos gemelos de medio punto con delicados intercolumnios. Se observa su distinto tratamiento, creciendo la huella del hueco en altura, como buscando aligerarla según se aleja de su base. El tono de pigmentación plana y pastel de su pintura exterior se sigue respetando en la actualidad.

El templo interior presenta tres naves sin cabecera, la central es mayor que las laterales. La separación entre la nave mayor y las laterales se hace por medio de arquerías de medio punto que apoyan sobre columnas sencillas en las que se observa una leve línea de taqueado en lo que podría ser la huella de un inexistente capitel.

Constituye el centro de la vida religiosa de Villa General Mitre. Esta iglesia realiza una noble tarea con los niños y adolescentes con el fin de sacarlos de la calle, haciéndolos participar en festivales benéficos, ferias de libros, impartiendo clases de canto, coros, talleres de cerámica, como también la proyección de películas y partidos de fútbol, los sábados y domingos por la tarde

 

A %d blogueros les gusta esto: