BA Iglesias ®

Las Iglesias de Buenos Aires estan llenas de historias, conocelas

Parroquia Santa María de los Ángeles

Los fundadores de este templo fueron Padres capuchinos que comenzaron su obra evangelizadora en una casa particular en Congreso 3742. Después se mudó a diez cuadras sobre la misma calle. Poco tiempo después se compraron los terrenos donde hoy se encuentra. Allí  se construyó una rectángulo que contenía un altar y se levantó una carpa, cedida por el ferrocarril, para que los fieles escucharan la misa. Esta emblemática institución religiosa desarrolló en el barrio un proceso de transformación social, cultural y espiritual signado por los valores humanos.

Distintas fuentes coinciden en constituir a noviembre de 1927 como punto de inicio cuando, ante la escasez de espacios consagrados en el sector metropolitano, Fray José María Bottaro -quien se desempeñaba como Arzobispo de Buenos Aires- decide decretar la creación de 19 parroquias, entre las que figuraba la de Santa María de los Angeles.

La colocación de su piedra fundamental tuvo lugar el 8 diciembre de 1935, fiesta de la Purísima, mediante una solemne ceremonia de gran júbilo popular. Fue tan importante su impronta en el barrio la zona se llamó durante la década de 1930 como “el Barrio de Santa María de los Angeles”

El 7 de diciembre de 1941, mediante un solemne acto litúrgico, quedó inaugurado parte del convento -su ubicación corresponde al sector actualmente comprendido por la secretaría parroquial y parte del colegio Santa María- que serviría de morada y lugar de oración de los frailes. Edificado por los arquitectos Augusto Fava y Raimundo Horne y el constructor Pedro Mainardi, la designación de padrinazgo recayó sobre Juan Pozzo y su esposa Emilia.

En 1946 se iniciaron los trabajos del Camarín de la Virgen. La hermosa obra fue finalizada al cabo de un año, tiempos en los que el Padre Román María asumía funciones como cura párroco. Ya sin la presencia física de Juan Pozzo, muerto en 1948, se instauró hacia 1951 la llamada Comisión Permanente Pro Templo. Merced a esta asociación, inicialmente presidida por María Gigy O’Farrell y luego por Francisco Mavricich, la parroquia logró realizar numerosas modificaciones arquitectónicas de naturaleza accesoria que hicieron a la comodidad de su feligresía. Se destacan la colocación de la puerta cancel para combatir las bajas temperaturas, la realización de vereda y plazoleta y la restauración del salón parroquial. Posee una cúpula hexagonal que remata en una más pequeña, que tiene exactamente las mismas medidas que la de la Capilla del mismo nombre, que se encuentra en Asís. (Italia)

Allí se creó el primer Círculo Católico de la República Argentina. Y es la es la Patrona de todos los niños de Buenos Aires. Y en 2016 se creó la Casa del Adulto Mayor, primero de este tipo en el país. El centro de acogida está dirigido a personas mayores con algún grado de dependencia. Realizan encuentros con las familias de lunes a viernes, de 9 a 16, para detectar a tiempo patologías relevantes. Otro hecho inédito es que funcionó allí, y por 50 años, el único Cine-Teatro del barrio nació en 1953 y tenia capacidad para 280 personas. Hoy allí funciona el salón comunitario.  Hoy la parroquia pertenece al Arzobispado y los padres Capuchinos continúan su trabajo evangelizador en el colegio que está al lado.

A %d blogueros les gusta esto: