La Parroquia de San Benito Abad es de estilo románico. Se diseñó en 1929. Sus autores son los Arquitecto Alejandro Bustillo y Martín Noel. Este último contribuyó en la construcción del Altar. Este tiene la particularidad de tener un Cristo Crucificado como suspendido en el aire.

Se construyó gracias al esfuerzo de los monjes benedictinos. Se inauguró en 1963 sin terminar. En la actualidad se están realizando obras con la ayuda de la feligresía. Haciendo click aquí te contamos como ayudar

Los jardines que rodean la Iglesia fueron parte de la propiedad del escritor argentino José Hernández. Son una verdadera belleza en lo que hace a plantas, flores y estado de conservación.Tiene el honor de ser la sede de las ordenaciones de sacerdotes y diáconos de la ciudad.

El templo

El ingreso lateral, de amplias escaleras, muestra al final una pequeña imagen de la Virgen de Fátima. Continuando por el amplio patio exterior ingresamos por el frente que deja a la vista su Altar Mayor y nos muestra un Cristo imponente suspendido en el aire, las estaciones del Vía Crucis son artesanales y de color celeste pastel protegidas con un vidrio. Dispone de una magnífica entrada de luz natural por los grandes ventanales.

Como se puede observar en cada una de las columnas, tanto interiores como exteriores, todas ellas tienen diferentes remates. Podría decirse que es una iglesia totalmente despojada y llaman la atención la imagen de San Benito (En el año 1964 el papa Pablo VI lo proclamó Patrono de Occidente y de Europa.), de tan sólo un metro de altura, la Virgen y el Niño, ambas talladas en madera. La imagen del Santo es obra del escultor Diego Curutchet.

La comunidad de esta parroquia es famosa por la difusión de los cantos gregorianos que resuenan en el interior de la iglesia como verdaderos coros angelicales por su espléndida acústica, una maravilla que bien vale la pena escuchar.

En 1972 pasó a propiedad del Arzobispado por donación de los Padres Benedictinos, al trasladar su monasterio a la localidad de Jáuregui, con el propósito de dedicarse exclusivamente a la vida monacal.

Menú de cierre
A %d blogueros les gusta esto: